Bar Growlers -Poboy

El bar de Palermo (Gurruchaga 1450) Growlers actualizó su menú de comidas para acompañar las cervezas que rotan en sus 20 canillas con sabores sencillos y caseros, y fiel a su filosofía de mantener una carta acotada para garantizar la calidad.

Según se informó, para sus burgers caseras, el chef Manuel Migaraya perfeccionó el blend de los medallones de carne que ahora combina 50% de bife de chorizo, 25% de tapa de asado y 25% de bondiola de cerdo en 180 gramos. Y para enaltecer las hamburguesas, también incorporó panificados de masa madre, con fermentación natural y sin conservantes, en sus cuatro variedades. Entre ellas, la de carne con queso azul caramelizado, cebollas asadas al bourbon, pesto de rúcula, maní tostado y pepinos curados, la de Cordero con hummus, chutney de hinojos, rúcula, tomate y salsa de mango o la vegetariana, de falafel de garbanzos, lechuga, tomate, lechuga morada y crema de lima. Todas ellas se ofrecen con fritas.

Entre las nuevas incorporaciones se destaca Poboy, un sándwich típico de Nueva Orleans, también con pan de masa madre, que tiene la singularidad de cambiar sus rellenos todas las semanas. Por ejemplo, se degusta con mollejas y cebolla morada salteadas con Martini y cerveza negra, verdeo, maní tostado, cilantro y rúcula o con carne vacuna, cebollas caramelizadas, cheedar, lechuga y maíz cancha tostado.

Para seguir comiendo con la mano, una propuesta marinada en merken (ají ahumado chileno) son las alitas de pollo broaster cajún, con hueso, que se sirven con dip de barbacoa y limón. Sin hueso, también pueden disfrutarse su Chicken tenders, rebosadas en cereales, panko y coco rallado con un dip a base de emulsión de berenjenas ahumadas. Ambos platos también se acompañan con papas fritas.

Estas últimas también adquieren un nuevo valor en la carta como sugerencia para picar entre dos, mientras se disfruta la gran variedad de cervezas artesanales que circulan en las canillas de Growlers. Se presentan con tres diferentes toppings, como las papas tuneadas con pulled pork, maní tostado y verdeo o la versión veggie con porotos negros, pico de gallo y cilantro, imperdibles para los amantes de este snack.

Y finalmente, para el postre sorprende su Flan de Mango con coco y jengibre, fresco y aromático, que se despedirá durante el otoño para dar lugar a nuevos sabores.