Imagen: Pixabay.
Imagen: Pixabay.

Heineken N.V. anunció, en febrero pasado, un acuerdo con Kirin Holdings Company para adquirir Brasil Kirin Holding S.A., uno de los mayores productores de cerveza y refrescos de Brasil y dueña de las marcas Schin y Devassa, entre otras. Kirin Brasil tiene además 12 instalaciones productoras con su propia red de distribución.

Heineken espera que la operación amplíe su cobertura en Brasil, aumentando escala y fortaleciendo su portafolio de marcas. Con el cierre de esta adquisición, Heineken se transformará en la segunda compañía cervecera de Brasil. Kirin Brasil cuenta con una presencia fuerte en el norte y noreste del país, donde Heineken actualmente tiene menos exposición.

Con alrededor de 200 millones de habitantes, Brasil es el quinto país del mundo por población, y el tercer mercado cervecero a nivel mundial, con un volumen de 139 millones de hectolitros en 2015,  según indicó Heineken en un comunicado.

LEA TAMBIÉN  En Países Bajos, Cerveza Sol utiliza energía solar para su producción

Desde la adquisición de las operaciones cerveceras de Fomento Económico Mexicano, S.A.B. de C.V  (Femsa) en 2010, Heineken incrementó su participación de mercado en Brasil hasta cerca de un 10 por ciento. La compañía neerlandesa actualmente opera cinco cervecerías en el país y cuenta con una alianza estratégica para la distribución con los embotelladores de Coca-Cola.

La retribución total a ser pagada a Kirin por las acciones es de 664 millones de euros, correspondientes a un valor de empresa estimado en 1.025 millones de euros para Heineken. Las compañías esperan completar la transacción, sujeta a aprobaciones regulatorias habituales, durante la primera mitad de 2017, luego de lo cual Kirin Brasil será consolidada dentro del gigante de Países Bajos.