La microcervecería pampeana decidió innovar en sus técnicas de elaboración al adquirir vasijas ovoides de concreto para su fábrica, un tipo de recipiente que desde hace unos años se encuentra en auge en la industria vitivinícola. Desde Nuevo Origen aseguran que es la primera vez que una microcervecería en América Latina utilizará este tipo de cubas, que brinda movimiento constante, temperatura uniforme y una microoxigenación comprobada científicamente, según aseguró la firma en un comunicado.

Marcelo Braga, fundador de Nuevo Origen, indicó que “en las pruebas que hemos desarrollado hasta el momento, los resultados fueron magníficos, demostrando que el potencial es enorme” y adelantó que la cervecería de Ataliva Roca está trabajando en “una nueva receta que será íntegramente desarrollada dentro de este huevo y comercializada en todo el país”.

Con una capacidad de 3.300 litros y un peso de aproximadamente 4 toneladas, la vasija cuenta con un sistema interno de refrigeración que permite el control exacto de las temperaturas al momento de la fermentación. Además, este formato tiene una vinculación directa con la agricultura biodinámica y las líneas curvas de la naturaleza, motivo por el cual muchas bodegas alrededor del mundo están haciendo un uso intensivo de ellas en la actualidad.

1 COMMENT

Comments are closed.