Los cambios en materia impositiva que prepara el Gobierno podrían aumentar los tributos denominados “impuestos internos” para gaseosas, cervezas, vinos, espumantes y bebidas espirituosas, de acuerdo con diversos reportes de prensa. Según informan distintos medios, el borrador de la reforma que manejan las autoridades incluye subas en casi todas las bebidas, aunque desde el Gobierno indicaron que aún “no hay nada confirmado”.

Según la información trascendida, en el caso de las cervezas —que actualmente tributan 8,7 por ciento por concepto de impuestos internos, el nuevo gravamen llegaría hasta el 20 por ciento, equiparándose así con otras bebidas alcohólicas, como el vino y los espumantes—.

LEA TAMBIÉN  En Perú, Heineken adquirió Tres Cruces

Se estima que una suba en los tributos implicará un traslado a los precios finales, lo que derivaría en un encarecimiento de los productos que podría restringir el consumo.

De acuerdo con iProfesional, las firmas del sector cervecero señalaron que actualmente, un 52,3 por ciento del importe que pagan los consumidores se compone de impuestos.