La ciudad y el departamento de Bariloche constituyen uno de los polos de la cervecería artesanal en Argentina. Se estima que en esta región existen en la actualidad 50 cervecerías —casi un 10 por ciento de lo estimado a nivel nacional— que producen en forma artesanal unos 2,5 millones de litros por año, el equivalente a poco más de 200.000 litros mensuales.

El dato fue revelado durante las Primeras Jornadas de Ciencia y Tecnología Cervecera, realizadas a mediados de octubre en el Hotel Cacique Inacayal y en las cuales participaron representantes del Conicet y la Universidad Nacional del Comahue. Estas entidades vienen realizando varios proyectos de apoyo al sector, entre ellos el desarrollo de levaduras cerveceras nativas, control de calidad del lúpulo argentino, análisis de contaminantes en cervezas artesanales y la conformación del banco de levaduras cerveceras más importante de la Argentina, entre otros.

De acuerdo con diversos medios locales, en el congreso se remarcó también que la elaboración de cervezas artesanales en Bariloche se ha consolidado en los últimos 5 años y ha transformado la propuesta gastronómica local, sumando a la diversificación de la matriz económica y la oferta turística.