Once empresas nucleadas en la Asociación de Cerveceros Artesanales de Bariloche y zona Andina (ACAB) recibirán un aporte no reintegrable para mejorar la calidad de la cerveza, gracias a un convenio suscripto entre la Cámara de Comercio e Industria de Bariloche y el Ministerio de Producción de la Nación, por el cual se aportarán $6,2 millones con el fin de fortalecer el conglomerado productivo de la cerveza artesanal en Bariloche y zona andina.

Según indicó la Cámara de Comercio de Bariloche en un comunicado, el acuerdo forma parte del Programa de Apoyo a la Competitividad para MIPYMES financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). “Es un enorme paso para una de las industrias más dinámicas de la ciudad, que entendió que con una estrategia colaborativa entre las distintas empresas se favorece todo el sector”, destacó Eduardo Caspani, presidente de la Cámara, quien firmó el convenio junto a Mariano Mayer, secretario de Emprendedores y Pymes de la Nación.

El proyecto incluye a once cervecerías de Bariloche y El Bolsón: Bachman, Berlina, Blest Bariloche, Wesley, La Cruz, Diuka, Dos Monjes, Duham, Manush, Konna y Awka, quienes aportarán el 10 por ciento de la totalidad del proyecto.

Los fondos recibidos serán destinados al mejoramiento de la calidad de su producto, incluyendo la instalación de laboratorios de calidad en las fábricas y un laboratorio de alta complejidad en la zona, y capacitación de recurso humano. También se trabajará en la mitigación de impactos medioambientales.

Francisco Santa Coloma, vicepresidente de la ACAB, destacó la firma del proyecto “que tiene exclusivamente objetivos de mejoramiento de calidad. En un mercado tan competitivo como es el de las cervezas artesanales es fundamental contar con este financiamiento”, y agradeció “el apoyo de la Cámara de Comercio que fue fundamental para darnos la experiencia en el armado del proyecto y el soporte para continuar”.

La Cámara, entidad que nuclea a los miembros de la asociación de cerveceros, tendrá el rol de Unidad Ejecutora, y fue la encargada, a través de su presidente, Eduardo Caspani, de firmar el convenio por el aporte no reembolsable para el desarrollo del proyecto.

Además, con este financiamiento los cerveceros podrán contar con el uso y aprovechamiento de un laboratorio de alta complejidad a instalarse en dependencias del CONICET y la Universidad del Comahue en Bariloche, que generará un fuerte impacto en los procesos de elaboración de la cerveza. De esta manera se pretende generar un escenario sinérgico público-privado para el posicionamiento de Bariloche y el Bolsón como polo productivo y tecnológico de cerveza artesanal de calidad.