zythologia

Leandro Meiners es el alma detrás del blog técnico Zythología. PulsoCervecero.com conversó con Meiners para saber cómo fueron sus orígenes cerveceros, cómo se le ocurrió la idea de un blog técnico en español y cuáles son sus planes a futuro.

PulsoCervecero.com publicará frecuentemente en su sección técnica, textos de Zythologia.home.blog con su debida información de origen.

¡Cómo fue tu primer acercamiento con la cerveza artesanal?

Alrededor del año 2010 trabajaba en una empresa de informática donde me brindaban clases de inglés, pues la mayoría de nuestros clientes estaban en EEUU. En ese momento, mi profesor, James Foster quien actualmente es Juez BJCP (Master Judge, único en América del Sur) y tiene su propia marca de cerveza Boudicca, era un cervecero casero. Yo no conocía mucho de cerveza (nada más allá que alguna importada del supermercado) pero tenía como hobby el mundo del vino; incluso había hecho cursos de enología y cata.

El objetivo de las clases era practicar conversación, así que, por suerte, no seguíamos ningún libro de ejercicios. Solíamos elegir como tema de conversación el vino y la cerveza. Además, veíamos series y películas, algunas sobre cerveza; con el objetivo de practicar obviamente inglés. Recuerdo que vimos la serie Brew Masters del canal Discovery con Sam Calagione de la cervecería americana Dogfish Head y la película Beer Wars. De vino también vimos algunas: recuerdo la serie Oz and James’s Big Wine Adventure donde participa un catador reconocido (Oz Clarke) y uno de los conductores de la serie de autos Top Gear (James May).

Fue como así lentamente me empecé a meter en el tema. Me acuerdo de tomar por recomendación suya la IPA de Kingston en Bangalore que en ese momento la servían con hand-pull/beer engine (al estilo cask ale inglés). Debe haber sido una de mis primeras cervezas artesanales. Por esa época, también por trabajo, viajé a Bélgica. Con un libro de James bajo el brazo me la pasé probando mis primeras lámbicas (la primera fue Mort Subite), dubbels y tripels.

¿Cuál es tu formación original? Y cuál es tu formación orientada a la cerveza?

Estudié Ciencias de la Computación en la UBA. Pero después, mientras vivía en Europa, hice una maestría en Brewing & Distilling (Elaboración de cerveza y destilación) en la Universidad escocesa Heriot-Watt.

Entonces, ¿cómo surgió el blog?

Hace poco menos de un año, volví a la Argentina tras siete años viviendo afuera (Londres y París). La realidad es que no conocía el ambiente cervecero local; antes de irme nunca había hecho cerveza. Cuando venía de visitas había visto cómo había crecido el sector, pero siempre como consumidor. Al volver, con el proyecto de armar un bar/fábrica, me empecé a vincular con gente del sector, yendo a eventos y congresos. Una cosa que noté es que había poco material técnico en español, y que muchos de los libros que están traducidos tienen ya sus años.

Cuando fui al Congreso del Lúpulo en El Bolsón, noté como un montón de gente se interesó en las charlas técnicas de Hopsteiner. Observé que si bien varios de sus trabajos, así como los de el grupo de Shellhammer en OSU (universidad de Oregon, EEUU) habían circulado en blogs y foros en inglés que yo seguía, no habían tenido la misma distribución acá o en español.

Ahí fue cuando se me ocurrió armar un blog -en nuestro idioma- orientado a difundir trabajos académicos. Pensé que podía tener buena recepción y era un aporte que yo podía dar a la comunidad cervecera. Siempre me gustó leer trabajos académicos, quizás es un vicio resabio de mi formación no-cervecera.

¿Por qué Argentina?

Cuando nos fuimos de la Argentina la idea fue siempre volver, aunque uno jamás sabe que giros da la vida. Pero después de siete años afuera sentíamos que habíamos cumplido una etapa y que queríamos enfocarnos en proyectos a más largo plazo, entonces decidimos volver con mi familia al país, aunque cuando empezamos a organizar la vuelta la situación económica no era la actual.

¿Cuáles son tus planes a futuro?

Actualmente estoy armando PLACEBO, un brewpub en Villa Crespo (CABA). Espero poder abrir las puertas en los próximos meses, después veremos; por ahora estoy focalizado en eso.