Imagen: Alvimann/Morguefile.
Imagen: Alvimann/Morguefile.

“Mozo, una ronda”, le gritaron a Oliver Strümpfel. El hombre, bávaro —no podía ser de otra manera— cargó 27 pintas en su bandeja y logró recorrer 40 metros, alcanzando una nueva marca a nivel mundial en el libro Guinness, de acuerdo con la BBC. Para establecer este nuevo récord, el mesero alemán entrenó durante meses, según el medio.

El hito de Strümpfel tuvo lugar en la feria de Gillamoos que se realizó entre el 4 y el 8 de septiembre en la ciudad de Abensberg, en el estado de Bavaria, Alemania.