Luego de varios años de crecimiento vertiginoso, la demanda de cerveza cerveza artesanal y premium en comercios de la ciudad de Neuquén parece haber llegado a una meseta. De acuerdo con un artículo del diario Río Negro, parece existir un freno a la proliferación de los locales de comercialización, aunque la elaboración aún sigue en crecimiento.

Francisco Lebed, director de Calidad Alimentaria de la municipalidad de Neuquén, dijo al diario Río Negro, que “tras consolidarse el mercado de la cerveza artesanal en la región, el número de locales se quedó en 60. Tuvimos una temporada donde llegaron a los 70 puestos de recarga de cerveza tirada. Pero al haber tanta competencia eso cayó y ahora quedo fijo ahí. Las que lograron aumentar son las fábricas, que son 25 productores de la región”.

Lebed agregó que “las fábricas tienen la posibilidad de crecer en el mercado porque tienen otras dimensiones. Ellos pueden tener la habilitación a nivel nacional para poder comercializar sus productos y así mandar su cerveza a todo el país”.