malta, el alma de la cerveza

Según la información brindada por la Cámara de la Industria Cervecera Argentina (Cerveceros Argentinos), en base a lo informado por el INDEC, la cebada representó el 1,6% del total de las exportaciones del país durante 2019. En valores reales alcanzó los US$ 1.029 millones, con un crecimiento interanual del 22,9%.

De los 4,1 millones de toneladas cosechadas, el 80% se exportó y el 20% se destinó al mercado interno. Con estos resultados, la cebada ha pasado del décimo tercero al décimo lugar como complejo exportador del país.

Durante el mes de junio de este año se inició la siembra y la Bolsa de Cereales estima una producción de 3,75 millones de toneladas para la próxima cosecha 2020/2021. La Provincia de Buenos Aires se consolida como la provincia cervecera por excelencia, con el 94% del millón de hectáreas sembradas en el país, y más de 1.500 productores. El resto se reparte entre Córdoba, La Pampa, Entre Ríos, Santa Fe y Santiago del Estero.

LEA TAMBIÉN  En Australia, Heineken se queda con Stella Artois y Beck

La producción nacional de malta de cebada, asciende a 800.000 toneladas anuales, de las cuales se exporta el 70%. Los destinos son principalmente países de América latina (encabezados por Brasil). Es así como el complejo cebada, malta, y cerveza, ha sido el segundo complejo exportador de mayor crecimiento de los últimos 15 años.

El Director Ejecutivo de la Cámara de la Industria Cervecera Argentina, Alejandro Berlingeri, aseguró que “si bien las exportaciones del complejo agrocervecero generan importantes ingresos para el país, tenemos importantes desafíos en el consumo interno, como la elevada carga tributaria que asciende al 56,3%, por encima del promedio de alimentos y bebidas. Además, en este momento de aislamiento social obligatorio y preventivo, la demanda y consumo de cerveza es cada vez menor.”

La cámara reúne a las empresas del sector: Quilmes (de AB-InBev), CCU Argentina, Cervecería Argentina Isenbeck, Boortmalt, Maltería Pampa, Maltear, Cerfoly Argentina y tiene como socios adherentes a Cabelma y Rigolleau.