A mediados de enero, un grupo de participantes de la Brewers Association (BA) e invitados se reunieron en una pequeña ceremonia para despedir, como a un viejo amigo, a una vieja cuchara de madera. El utensilio, de más de 40 años, perteneció nada menos que a Charlie Papazian —fundador y antiguo presidente de la BA—, considerado el padre de la cervecería casera o homebrewing, y su nuevo destino será el Museo Nacional de Historia de los Estados Unidos, dependiente del Instituto Smithsoniano, según informó la BA en su sitio de Internet.

En 1978, Charlie Papazian fundó la American Homebrewers Association y comenzó a publicar Zymurgy, la revista líder para cerveceros caseros. Papazian es considerado una inspiración para más de un millón de cerveceros caseros a través de sus numerosos libros, incluyendo The Complete Joy of Homebrewing (y sus ediciones posteriores), que muchos consideran la “biblia del cervecero casero”. Sin embargo, Papazian todavía estaba sorprendido cuando el Museo Nacional de Historia de los Estados Unidos del Instituto Smithsoniano se puso en contacto con él para adquirir algunas de sus herramientas de preparación para la American Brewing History Initiative (Iniciativa de Historia Cervecera Estadounidense).

“Querían ayuda para crear una exhibición realista de cerveza casera en el contexto de la década de 1970. Teníamos los conceptos básicos de elaboración, nada sofisticado “, explicó Papazian.

La cuchara de madera es un instrumento básico para cualquier cervecero casero, que hoy en día se puede encontrar en cualquier tienda especializada. “En aquel entonces, entrábamos a cualquier tienda por departamentos o ferretería e intentábamos encontrar la cuchara más grande que tuviesen. Parte de su carisma proviene de que fue utilizada por todos en la sala. Esta cuchara en particular fue usada por cientos y cientos de estudiantes a los que enseñé a cocinar cerveza casera”, dijo.

El mítico cervecero contó que “junto con la cuchara, enviaré al Museo Nacional de Historia de los Estados Unidos mis instrucciones originales para cocinar de dos páginas escritas a máquina cuando estaba en la universidad, con anotaciones de mi puño y letra. Aún uso mis diarios para elaborar cerveza y todavía no estoy listo para deshacerme de ellos”. Y agregó que se siente honrado: “Uno nunca piensa en las cosas que usa todos los días. O que la gente quiera verlas y “sentir las vibraciones” en un museo”.

La cuchara y las instrucciones fueron recibidas en el museo en Washington DC por Theresa McCulla, Doctora en Historia y parte de la Iniciativa de Historia Cervecera Estadounidense en el Instituto Smithsoniano. Esta iniciativa es posible gracias a la donación de la Brewers Association, que nuclea a cervecerías pequeñas e independientes en Estados Unidos. Es parte del programa Smithsonian Food History y fue creada en 2016 para recopilar, documentar y preservar la historia de la elaboración de cerveza, cervecerías artesanales y la industria cervecera y explorar cómo la elaboración conecta con temas más grandes en la historia estadounidense.