La cervecería chilena Kunstmann comenzó a utilizar envases con tecnología Ecoglass, que permite fabricar botellas 14 por ciento más livianas y con un 25 por ciento de vidrio reciclado, lo que contribuirá a la reducción de la huella de carbono, según la compañía. Gracias a ello, la cervecería valdiviana prevé ahorrar anualmente 420 toneladas de vidrio.

Según explicó la firma, “esta innovadora tecnología permite una distribución uniforme del vidrio, lo que disminuye la materia prima y el peso de las botellas, pero mantiene sus características estéticas y prácticas, es decir, apariencia, diseño y resistencia. Las diferencias son casi imperceptibles, y como las botellas ahora son más livianas, se pueden completar contenedores con mayor volumen, lo que disminuye la emisión de carbono tanto por concepto de producción, como de transporte”.