La cervecería Growlers presentó un nuevo menú para acompañar sus cervezas artesanales, incorporando mayor variedad de platos para picar, ideales para un after office. También, amplia las alternativas de hamburguesas, rolls y postres en deliciosas elaboraciones caseras y de inspiración callejera. Todos ellos se pueden encontrar en sus locales de Caballito y Palermo, desde el mediodía hasta pasada la medianoche.

Entre las opciones ligeras, está la empanada frita de bondiola de cerdo cortada a cuchillo y verdeo, preparada con masa de elaboración propia ($80); falafel con limón y dip de ali oli ($80); bastoncitos de muzzarella apanados con semillas de sésamo y con dip casero de tomate y albahaca ($80); y las papas tuneadas con currywurst con salchicha alemana y keptchup con curry ($170).

Los nuevos platos incluyen la hamburguesa doble Smashed Burger con doble provoleta, pimientos ahumados, salsa criolla, tomate y lechuga capuchina ($220); cuádruple Smashed Burger, con triple cheddar, bacon crocante, cebolla crispy y cheddar fundido ($260); hamburguesa de calabaza asada apanda en panko, queso, albahaca, tomate y lechuga ($200); el sándwich de suprema de pollo frita, guacamole, lechuga y huevo a la plancha con papas fritas ($200); y el roll honey mustard chicken, con pollo crispy, mostaza con miel, cebollas asadas bourbon, rúcula y panceta crocante ($220).

Los nuevos postres son una Cheescake de limón a base de masa quebrada con curd y ralladura de lima ($90) y la dulce Chocotorta Óreo, con capas de galletita de chocolate y queso crema con dulce de leche y Oreo ($90).