Luego de algunos inconvenientes en la importación de materias primas en días recientes, la cervecería venezolana Polar ha informado esta semana que estará reiniciando a la brevedad posible su ritmo normal de producción y distribución. La empresa indicó que se encuentra “haciendo todos los esfuerzos por distribuir sus productos de la manera más eficiente en todo el territorio nacional, para minimizar así el posible impacto de esta situación en el mercado”.

Polar señaló que los despachos de materia prima importada (cebada malteada) han arribado a puerto venezolano, con lo cual estima que en los próximos días se restablecerá la producción en las instalaciones afectadas, que representan sólo 25% de la producción nacional actual.

A fines de julio, la Cámara Venezolana de Fabricantes de Cerveza había expresado que los productores locales de la bebida venían enfrentando “desde hace meses prolongados retrasos en la aprobación de permisos de importación y de liquidación de divisas para los proveedores internacionales de materia prima e insumos”, lo que había forzado a las empresas del sector a tomar medidas extraordinarias, como reducir la producción para administrar los insumos disponibles. De acuerdo con la cámara, la situación pudo normalizarse “gracias al trabajo desarrollado en conjunto con el Ejecutivo Nacional”.