Imagen: Oficina de Turismo del Municipio de Bahía Blanca.
Imagen: Oficina de Turismo del Municipio de Bahía Blanca.

En los últimos once meses se sumaron cinco nuevas cervecerías a la oferta gastronómica de la ciudad de Bahía Blanca, según un artículo del diario La Nueva Provincia. El mismo medio había relevado un año atrás la presencia de 10 locales cerveceros en este municipio.

De acuerdo con el reporte, además de los brewpubs, la cerveza artesanal también incrementó su presencia en los restaurantes tradicionales, locales de recarga de botellones y hasta en una peluquería-bar que combina tijeras y pintas.

Pese al auge de la revolución cervecera en la ciudad, el secretario de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Bahía Blanca y el Sudoeste Bonaerense, Rodolfo Perata, indicó al diario que ésta no afecta en gran medida el negocio de los restaurantes. Según expresó el titular de esta cámara, “El mercado decreciente en la actividad gastronómica lleva 4 años, pero eso se debe a que cayó el consumo interno del país, lo que afecta principalmente a los rubros prescindibles o postergables, como la vestimenta, el calzado o una salida a comer”.

Perata cree, en cambio, que las cervecerías le están quitando público o clientes “a los boliches y confiterías con espectáculos en vivo. Estos últimos años se han producido cambios de hábitos en la juventud: el boliche, la discoteca, han ido desapareciendo. Ciudades como Bahía, que llegaron a tener 12 o 14 locales bailables, hoy tienen solo uno o dos”.

En el mismo sentido, acerca del público de las cervecerías, Graciela Kundt, titular del sindicato de gastronómicos (UTHGRA), opinó que no cree “que sea un público que antes iba a los restaurantes, me parece que más que nada son los chicos de la noche. Igualmente, he notado que están yendo jóvenes y no tan jóvenes, pero la familia sigue yendo al restaurante”.