En 2017, el mercado argentino movió 1.200 millones de envases de aluminio de gaseosas, cervezas y energizantes, un 46% más que en 2016, y para 2018 se proyecta un crecimiento aún mayor. Los especialistas apuestan a que se alcanzarán los 2.000 millones de unidades, un alza cercana al 65 por ciento, de acuerdo con un artículo del diario BAE Negocios.

La tendencia es impulsada, sobre todo, por el segmento de la cerveza. En 2017, esos productos atraparon el 22 por ciento de la participación de mercado y este año se espera un incremento de 13 puntos porcentuales en esa participación. “Ese aumento va en detrimento de otro tipo de envases, como las botellas de vidrio y los barriles”, le dijo Andrés Agnello, gerente comercial de Ball Corporation, al diario.

En Argentina, los envases que más se consumen son los de 473 mililitros (ml) con un 58 por ciento de participación, seguidos por los de 354 ml (28 por ciento) y 269 ml (8 por ciento).