Charo

Gastón Raggio, coordinador del grupo exportador que dio origen a la cerveza Charo, habló con Pulso Cervecero sobre cómo surgió el proyecto, los desafíos a la hora de exportar y las oportunidades que hay en otros mercados para la cerveza artesanal Argentina.

¿Cómo surgió el proyecto de la cerveza Charo?

Este proyecto se viene tejiendo hace más de dos años y termina, o empieza dependiendo de cómo se vea, con esta creación de la cerveza Charo. Nuestro slogan es “la más rosarina de todas”, porque en realidad Charo surge con la idea del nombre Rosario femenino. En este momento en el que todos estamos trabajando por la igualdad de género nos pareció que era muy lindo homenajear a Rosario como mujer, o Charo, como su apodo.

Lo que buscamos era revalorizar a Charo como Rosario, como mujer, como cerveza rosarina, como la identidad rosarina. Así, Charo es la embajadora rosarina tanto en Argentina como en el mundo.

La creamos entre diez elaboradores de la región y el objetivo más importante es avanzar en los mercados externos. Es el principio de nuestro proyecto porque logramos consolidar entre todos una marca única, que además surgió por una cata a ciegas donde todos elegimos la que más nos gustaba. Y eso derivó en los cuatro estilos que tenemos hoy.

¿Cuáles son los principales desafíos a la hora de exportar?

La cerveza artesanal tiene un nicho y una oportunidad en el mercado externo básicamente porque se diferencia de la industrial, que está atomizada en el mundo. Por lo cual es muy difícil entrar a competir, así que nosotros estamos en un segmento de cerveza artesanal donde la idea es segmentarlo aun más a una cerveza premium, haciendo hincapié en diferentes valores. Algunos son ventajas comparativas, que nos da por ejemplo el agua del río Paraná. Estar en Rosario a la vera del río, utilizando esta agua, es un valor que nosotros resaltamos.

Después también la región, que es el corazón de la pampa húmeda, el 80% de los cereales que exporta argentina salen de nuestra región. Tenemos allí también el otro principal insumo agrícola que necesitamos para hacer la cerveza. Con esto sumado a buenas prácticas y a un trabajo de alta calidad, estamos tratando de llegar a un segmento de cerveza Premium. Por eso todavía no sabemos si llegamos a consolidar esto o estamos recién en el inicio. Tenemos una expectativa muy interesante de poder llegar a los diferentes mercados.

¿Qué oportunidad hay en otros mercados para la cerveza artesanal argentina? ¿Cómo nos ven en el exterior?

Nosotros somos una marca país en lo que tiene que ver con alimentos y bebidas, así que visualizamos que tenemos una oportunidad porque la gente nos referencia en el exterior como las bebidas asociadas al vino, carnes y lácteos. En todas estas cuestiones que hacen al entorno, nosotros tenemos un valor importante. Esto es lo que nos va a permitir abrir los mercados.

Después vamos a tener que hacer un trabajo muy importante porque hay mucha competencia, no está fácil pero creemos que vamos a encontrar un nicho. Estamos trabajando con un plan estratégico muy diseñado, así que tenemos unos cuantos elementos que vamos a aplicar a la hora de abordar cada uno de los mercados.

La otra gran ventaja que consideramos que tenemos es que los fabricantes de la cerveza y los empresarios tienen una visión compartida muy interesante que tiene que ver con la asociatividad. Estamos convencidos que es una fortaleza, bajo ningún punto lo consideramos una competencia intragrupo, sino que todo lo contrario. Y eso a la hora de un proceso asociativo es un valor excluyente.

¿Cómo influyen los precios en el mercado?

Argentina tiene algunas características que alguna vez deberíamos ver si podemos transitar, y son las cuestiones que tienen que ver con lo estructural de la productividad. Nos hace no competitivos la presión fiscal, el costo energético, las cuestiones que tiene que ver con la logística, etcétera. Estas son cosas que nosotros tenemos a la hora de competir en los mercados externos como un lastre.

En los países que se ven a sí mismos como países productivos la energía esta subsidiada en casi todos, aún en los mas competitivos. Nosotros, en cambio, tenemos una de las energías más caras de la región, no hay ningún subsidio a la producción entonces nos juega en contra a la hora de pensar en competitividad en materia de precios.

Hoy en día tenemos una ventaja y desventaja que es el tipo de cambio, que no es una fortaleza estable o permanente sino que es más bien coyuntural pero igualmente sirve para iniciar un proyecto reformador. Pero lo que no está bueno es que el dólar tenga un precio de mercado y cuando liquidan las divisas por una venta al exterior lo hacen por un 50% de lo que vale el dólar en realidad en el mercado.

Todas estas cosas confluyen en la falta de competitividad que nosotros podemos generar en el mercado externo. Y después tenemos que tener claro que no hay posibilidad de que una empresa se internacionalice si no es de la mano del Estado. Nosotros ahora estamos trabajando fuertemente de la mano del Estado nacional y provincial, incorporando a la Municipalidad de Rosario. Tenemos muchas expectativas de que este acompañamiento sea de manera sustentable porque verdaderamente es una necesidad. Estamos contentos de que nos acompañen y esperanzados de que sea un acompañamiento sustentable.

¿Piensan algún esquema que pueda ser replicado para otras cervecerías del país?

Tenemos una concepción industrialista, así que todo lo que podamos generar y trabajar en cooperación con otras industrias argentinas, para nosotros es casi una obligación poder transmitir las experiencias que vamos teniendo y también recibir las de otros que ya las hayan transitado.

Estamos abiertos y dispuestos a avanzar en estos términos con cualquiera sea el grupo. Y estamos convencidos que esta asistencia que reclamamos permanentemente del Estado es sólida, porque en realidad cuando una empresa se internacionaliza, lo primero que logra es el bienestar y la prosperidad de su entorno, entonces es una inversión positiva y no un gasto del Estado.

Queremos que Charo sea una embajadora en el mundo y le abra puertas a otras empresas que puedan venir detrás.