El municipio de Rivadavia (provincia de San Juan) presentó la semana pasada su Ruta de la Cerveza Artesanal, una iniciativa concebida para impulsar el sector cervecero local y el polo turístico y gastronómico de la zona.

La Ruta de la Cerveza Artesanal de Rivadavia tiene 10 paradas, cada una de ellas señalada con cartelería que incorpora un código QR. Este código, al ser escaneado con un teléfono celular, permitirá a los usuarios obtener más información sobre cada uno de estos lugares, su propuesta gastronómica y sus datos de contacto para poder también efectuar reservas.

La iniciativa fue desarrollada como parte de Viví Rivadavia, un programa de promoción turística del departamento, que busca unificar recursos entre el sector privado y público municipal.

La Ruta de la Cerveza Artesanal de Rivadavia está integrada por las cervecerías, bares y restaurantes Antares, Donata del Desierto, Circo Beer, Leinster Bar Irlandés, Baguales, Floripa Lounge Bar, Il Pilonte, Santa Margherita Bar Napoletano, Far West y Stein.

La mayoría de los locales comerciales que integra este circuito se encuentra en Avenida Libertador, desde la calle San Miguel hasta Marquesado.

La propuesta llega en la víspera de las vacaciones de invierno, y tiene por objetivo también apuntalar la actividad de los productores de cerveza artesanal y a los establecimientos gastronómicos, que vienen enfrentando diversas dificultades económicas debido al surgimiento de la pandemia de COVID-19 y a las medidas de aislamiento para combatir los contagios del virus.

En Argentina, varios organismos públicos y/o privados han adoptado la modalidad de establecer rutas de cerveza como forma de estimular el turismo y la gastronomía en diversas zonas del país.