sillasalreves

A través de la Campaña, no más #SillasAlRevés, el sector gastronómico de Argentina creó una petición en Change.org para pedir a las autoridades Nacionales y de Buenos Aires (Capital y Provincia) la reapertura del sector y la reducción a la mitad de los impuestos IVA e Ingresos Brutos junto con la reducción de aportes y contribuciones. El pedido es “por tiempo indefinido, de aplicación inmediata y para todos” según señala la petición que aclara “es la única posibilidad que tiene la industria para sobrevivir”.

El sector gastronómico indica que mientras el país pierde el 20% del trabajo, el sector pierde el 75% desde el comienzo de la Pandemia provocada por el Covid-19. Desde la misiva indican que “cada día que pasa 90 locales gastronómicos se ven obligados a cerrar, sin poder afrontar sus compromisos”.

La gastronomía en Argentina emplea de manera formal y directa a más de 350.000 personas. Implica que 1 de cada 15 asalariados del sector privado del país trabajan directamente en esta industria. El sector es protagonista en empleo joven, más del 70% de las personas empleadas tienen hasta 24 años. Lo cual resulta de vital importancia siendo que entre los jóvenes se encuentran las tasas de desempleo más altas de nuestro país: 3 veces más que el promedio general sumando hombres y mujeres. En cuanto a desarrollo y formación, más del 80% de quienes son gerentes de un local iniciaron su carrera dentro de la industria, habiendo incorporado conocimientos sobre procesos productivos, compras, ventas, atención al cliente, manejos contables, desarrollo de personas, reflejando la mirada formativa que el sector practica.

Según la clasificación de ramas económicas del INDEC, la actividad gastronómica está entre las primeras 10 generadoras de valor en Argentina. Por encima de la automotriz, de electrodomésticos, textil, minera y pesca. En 2019 el sector representó aproximadamente $ 500.000 millones del PBI, siendo de los mayores generadores de empleo por monto de inversión.