vicuna sacramento andino

El maestro cervecero de Juguetes Perdidos, Ricardo Aftyka, junto con su par de Berlina, Bruno Ferrari, y de la Candelaria, Diego Aste, crearon una cerveza inspirada en Los Andes. Durante 2016, los tres maestros cerveceros se reunieron en Perú y desde allí viajaron más de 5.800 kilómetros recogiendo experiencias y elementos que les permitió pensar y crear una cerveza única. La cerveza cuenta con agua del manantial de Mallkini, cebadas y lúpulos patagónicos, pisco iqueño, muña puneña y maca andina en su creación.
La cocción -realizada en la Cervecería Candelaria- se fermentó con levaduras cerveceras y otras tomadas de un puñado de fibra de vicuña donada por la comunidad campesina de Piconati, explicaron los brewmasters. La cervecera, bautizada Vicuña Sacramento Andino, se dejó reposar y madurar a baja temperatura por más de dos años y luego fue envasada a mano. Según sus creadores, “el resultado es una cerveza irrepetible de edición limitada. Una cerveza de guarda, dócil y salvaje a la vez, como es la vicuña. Sedosa, perfectamente redondeada, pero aromática, con carácter y alto nivel alcohólico”