Acermex - Matías Vera-Cruz Dutrenit

La producción de cerveza artesanal en México vio en 2020 reducirse su crecimiento promedio histórico, a aproximadamente un 8 por ciento anual desde el casi 40 por ciento que venía observando en los últimos años. Sin embargo, su participación total de mercado se vio incrementada, debido sobre todo a la caída del 4,68 por ciento que experimentó la cerveza industrial en el período, según explicó Matias Vera-Cruz Dutrenit, director de la cervecería Monstruo de Agua y secretario de la Comisión de Estadística de la Asociación de Cerveceros Artesanales de México (Acermex), en diálogo con PulsoCervecero.com.

Vera-Cruz explicó que “antes de la pandemia —2019—, se calcula que había aproximadamente 1020 cervecerías artesanales independientes operando en México. Estos datos de la industria artesanal mexicana son aproximaciones basadas en encuestas anuales que hace la Asociación de Cerveceros Artesanales de México (Acermex). La participación de mercado que se tenía en ese momento era aproximadamente del 0,64 por ciento del valor de las ventas. En producción, la cerveza artesanal representa el 0,18 por ciento (unos 226.000 hectolitros). Es decir que de cada mil cervezas que se produjeron en México en 2019, dos eran artesanales.

“Tenemos dos datos relevantes. En México, y en todos los países donde hay una cantidad sustancial, las cervecerías artesanales son muy distintas entre ellas. Hay nanocervecerías —que no producen más de 10 hectolitros al año— y cervecerías artesanales bien consolidadas, algunas llegando a producir 20.000 hectolitros al año. Hay una gran dispersión”, continuó el cervecero.

“Del porcentaje de venta total de cerveza artesanal, el 53 por ciento se vendieron on premise. El 37,68 por ciento se vendió en off premise, es decir, en envase cerrado. Fuera de ese porcentaje están las ventas online y por delivery —directo de la cervecería al consumidor—. Y por último, el 2,53 por ciento se fue en festivales. En promedio no ponderado, vemos que el on premise es 62,6 por ciento. Esto lo que nos sugiere es que el on premise es claramente muy importante para todas las cervecerías artesanales del país, pero es todavía más importante para las cervecerías pequeñas. Por eso están sobrerrepresentadas en el promedio no ponderado”, señala Vera-Cruz.

El experto apunta que el off premise baja ligeramente, a 30 por ciento. “Lo que es interesante es que el online y delivery sube a 28 por ciento; ahí vemos que es un canal muy importante para las cervecerías artesanales más pequeñas”, remarca.

Acermex

En pandemia

El reporte que lanzó Acermex a principios de este año fue resumiendo información de 2019. “Apenas estamos recopilando información de 2020. Pero podemos decir cómo se comportaron las ventas y algunos datos cualitativos. En 2020, la producción de cerveza artesanal subió desde el 0,18 al 0,21 por ciento (244.000 hectolitros) del total de cerveza. En general, hasta 2019, la cerveza artesanal venía creciendo a un ritmo mayor al 40 por ciento. Entre 2018 y 2019 cayó a 20 por ciento —que igual es sustancial—, pero de 2019 a 2020 el crecimiento fue del 8 por ciento; mucho mas baja que el promedio histórico. Esto es muy contrastante con la cerveza industrial, que traía una tasa de crecimiento de 5 por ciento anual, y en 2020 cayeron las ventas en un 4,68 por ciento. Es decir, a pesar de que la cerveza artesanal tuvo un muy pequeño crecimiento, el hecho de que la industrial haya caído es lo que generó este aumento en la participación”, sostiene Vera-Cruz.