Diputados de Morena (Movimiento Regeneración Nacional) en el congreso de la Ciudad de México (CDMX) presentaron una iniciativa para desalentar el consumo de bebidas alcohólicas en la capital mexicana. El proyecto estipula que la venta de cerveza o bebidas alcohólicas con una graduación inferior al 7 por ciento se haga sin refrigerar.

El proyecto pretende que este tipo de bebidas se vendan a temperatura ambiente, con el objetivo de desalentar su ingesta inmediata.

La propuesta fue presentada la semana pasada por la diputada Lourdes Paz Reyes, y busca modificar la Ley de Establecimientos Mercantiles del Distrito Federal, según informa el periódico mexicano Excelsior.

También se pretende que los dueños y titulares de comercios implementen acciones para desincentivar el consumo excesivo de alcohol, difundiendo información sobre sus efectos nocivos y sobre los peligros de conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas.