Tomás Naumann y Federico Inagaramo crearon una máquina expendedora de cerveza junto a Roberto Ingaramo y Juan Carlos Rodríguez. Bautizada Beery Point, se trata de un dispositivo que sirve la cerveza a 45 grados para dar la cantidad de espuma necesaria a la bebida, según informa El Cronista.

El prototipo ya se encuentra en producción y podría estar disponible comercialmente en el verano 2020. La máquina tiene las dimensiones aproximadas de una heladera, pesa unos 110 kilos y puede emplear dos barriles de 50 litros. El sistema ofrece la posibilidad de pagar con tarjeta de crédito, efectivo y cospeles o fichas.

Según los socios de Beery Point, la idea es llevar este dispositivo a lugares donde en la actualidad no se expende cerveza tirada, como un balneario, un crucero, eventos, ferias u hoteles. También indicaron que el sistema reduce entre un 20 y un 30 por ciento la merma por servido.

Se estima que el precio del equipo estará entre los US$ 11.300 y US$ 14.000, aunque también se contempla la modalidad de alquiler de estas máquinas.