asahi australia

Luego de que ambas compañias firmaran un acuerdo en Julio de 2019, recién en Junio de este año Asahi oficializó el cierre del proceso por el cual se quedará con todos los negocios de Anheuser-Busch InBev (AB InBev) en Australia. La nueva firma operará bajo la denominación de Asahi Australia que reemplazará a la anterior Carlton & United Breweries y alcanzará a todo Oceanía.

La compra por US$ 11.000 millones (en yenes 1.141,6 billones) alcanza a las cervezas y las sidras de AB InBev en la región (entre las cuales se destacan Carlton y Great Northern) así como su propiedad intelectual y derechos asociados al conjunto que representaba Carlton & United Breweries (CUB). Eso le permitirá a Asahi también fabricar y comercializar otras marcas relacionadas a AB InBev en la región.

LEA TAMBIÉN  En Australia, Heineken se queda con Stella Artois y Beck

A AB InBev el desprendimiento de sus operaciones en esa región le permitió “hacer caja” para afrontar los inconvenientes financieros que le generó la compra de SAB Miller y su fusión.

En tanto por la operación, la Comisión de Competencia y Consumidores de Australia (ACCC) indicó que Asahi deberá desprenderse de las marcas Stella Artois y Beck -adquiridas a AB InBev en la región- durante futuras transacciones. Las marcas de sidra alcanzadas (también por la disposición de la ACCC) son Strongbow, Little Green y Bonamys.

Asahi mundialmente es dueña de varias marcas de bebidas entre las cuales se destacan las cerveceras: Grolsch (Holanda), Peroni (Italia), Meantime (UK), Pilsner Urquell (República Checa) y a principios de 2019 se sumó Fuller’s (Inglaterra).