Flores de lúpulo. Imagen: Imagen: Angela Llop/Flickr.
Flores de lúpulo. Imagen: Imagen: Angela Llop/Flickr.

La producción de lúpulo en el Reino Unido, después de décadas de declive, está renaciendo de la mano de la demanda de las cervecerías artesanales estadounidenses, de acuerdon con un artículo de la BBC.

En un año promedio, la británica Stock’s Farm produce suficiente lúpulo para 46 millones de pintas de la tradicional English bitters. La firma es una de las sólo 50 granjas de lúpulos que quedan en el Reino Unido.

Este sector agrícola ha estado en declive por décadas. En 1872 había 70.000 acres de campos de lúpulos en el Reino Unido. Ahora hay sólo 2.500 acres, y los productores británicos sólo cultivan el 1,5 por ciento del lúpulo mundial. El mercado mundial es dominado por Estados Unidos y Alemania.

“Hay dos razones para esto”, explica Alison Capper, dueña y gerente de Stocks Farm con su marido, y líder de la Asociación Británica de Lúpulo. “Uno fue el crecimiento de la popularidad de las lagers continentales en el mercado local. Para este estilo se usa sólo una fracción del lúpulo que requiere hacer una ale realmente inglesa”.

“La otra razón fue que, cuando el Reino Unido entró en el mercado común europeo, los productores locales no pensaron con la suficiente amplitud. Creyeron que podían seguir como si nada, sin darse cuenta que los cultivadores alemanes competirían en el mercado británico, y nunca desarrollaron una estrategia de exportación para compensar las pérdidas del mercado doméstico”.

Pero en los últimos años, la realidad de los productores de lúpulo británico cambió. Mientras que en 2009 sólo vendieron 365 toneladas de lúpulo, en 2013 las ventas ascendieron a 600 toneladas. Y la mitad de la cosecha es comprada por pequeñas fábricas de cerveza independiente que producen artesanalmente.

Jim Kuhr, director de operaciones de Matt Brewing Company, basada en Utica, estado de New York (Estados Unidos) dice que emplea lúpulo británico como Fuggles y Goldings “porque tienen una reputación sólida. Las American Pale Ale son fuertemente lupuladas y muy agresivas. Me gusta el lúpulo británico por su calidad sutil y terrosa. Crea cervezas muy bebibles”.

Según Kuhr, la dificultad en Estados Unidos es diferenciarse del resto, y el uso del lúpulo británico los ayuda a distanciarse del sabor pinoso, cítrico de la mayoría de las ale artesanales estadounidenses”.

Capper adjudica la diferenciación del lúpulo al clima británico. “Tenemos un clima marítimo templado, con lluvias parejas todo el año. El lúpulo madura lentamente y su sabor es suave, a diferencia del lúpulo estadounidense, que se cultiva en el noroeste con veranos más secos y cálidos. El lúpulo madura más rápido y con más ácido en la flor, por eso tienen un aroma más agudo y penetrante”, explica.

La pregunta, dice BBC, es si los cultivadores locales podrán depender del mercado estadounidense de forma indefinida. ¿Seguirá el mercado artesanal norteamericano desarrollándose a este ritmo? ¿Y seguirán requiriendo del suave lúpulo británico?

Trevor Stirling, analista de Bernstein Research, cree que la cerveza artesanal estadounidense aún continúa avanzando “como un tren a vapor. Las ventas crecieron un 18 por ciento el año pasado, al tiempo que el mercado total de cerveza —incluyendo industriales— cayó 1 por ciento. Hay alrededor de 2.500 cervecerías artesanales en el país, creo que podría decirse que quedan al menos cinco años de buen crecimiento, o quizá 10”.

Con todo, Stirling se pregunta qué pasaría si los estadounidenses intentan comenzar a cultivar lúpulo británico, imitando su sabor. De todos modos, con la levantada reciente los granjeros británicos ahora están mirando hacia otros mercados también, como por ejemplo, el este asiático.

Artículo original: http://www.bbc.com/news/business-29456440

Imagen: Angela Llop/Flickr.