australia biogas cerveza

Por la Pandemia provocada por el Covid-19, Australia también se encontró forzada a cerrar industrias enteras para frenar el avance del virus, bares y restaurantes permanecen limitados desde Marzo. Como resultado, explica Forbes en su artículo la planta de tratamiento de desperdicios y agua de Glenelg, en el sur de Australia, comenzó a convertir los litros no vendidos de cerveza en una fuente viable de energía, produciendo con ellos biogas.

La cerveza en ese caso sirve para impulsar la liberación de metano y dióxido de carbono que les permite generar energía eléctrica. Desde mayo, fueron utilizados para este fin alrededor de 150.000 litros (40.000 galones) de cerveza para generar electricidad a unos 1.200 hogares. La principal cervecería de Australia, Lion, se vio -por el cese de las actividades- en la posición de donar y desechar su cerveza por tanto la posibilidad de reutilizarla para generar biogas emergió como una buena opción que ya estarían siguiendo sus competidores.

LEA TAMBIÉN  Juguetes Perdidos lanzó Sweetheart Wee Heavy

El mercado de cerveza en Australia alcanza los US$ 14.000 millones, con 10.000 pubs, clubs y brewhouses y no está claro aún cuando podrán reabrir.