blest pierini

La cervecería artesanal más antigua del país, Blest, estrenó su nueva imagen desarrollada por Pierini Partners. El nuevo estilo combina un imaginario vintage con una estructura moderna y elegante, «tanto su identidad como packagings, hoy se muestran sofisticados, atractivos y absolutamente pertinentes con su tradición cervecera de calidad superior» señalaron desde Pierini a Brewmaster.

Desde el estudio explicaron «había que elevar aún más la percepción cualitativa de Blest y con ella contribuir a dar un mayor impulso al universo craft argentino. Desde los recursos gráficos hasta las estructuras compositivas tenian que decirle al mundo que no se trataba de un simple producto de consumo masivo apoyado en un imaginario divertido o informal, tampoco que pretendía ser para unos pocos, ni buscaba emitir mensajes de contracultura o rebeldía como lo habían hecho otras marcas anteriormente sino que su mensaje debía centrarse en un serio y auténtico compromiso con su expertise. Blest, pues, debía manifestar desde una gráfica equilibrada y muy cuidada el espíritu pionero de ir más allá, aquel que impulsó a la marca desde su origen y que la convierte, hoy, en un referente de calidad premiado internacionalmente».

Pierini es el referente más importante de la región en temas proyectuales (especialmente cerveceros) desde hace más de 20 años habíendo desarrollado más de una vez la imagen de marcas icónicas de AB InBev como Brahma, Quilmes, Beck o Bud Light, entre otras bebidas de otras compañías.

blest pierini

Adrian Pierini, director y diseñador del estudio comentó «no muchas veces tenemos la oportunidad de trabajar en marcas icónicas, es decir aquellas que marcan rumbo y sintetizan todo el espíritu de una categoría. Cuando Franco Lapenna, CEO de la empresa, nos vino a ver charlamos mucho sobre como se había comportado Blest hasta ahora, cuales eran sus proyecciones a futuro, que la distinguía de su competencia y que aspectos de su personalidad deseaban potenciar. Nunca en tantos años de profesión había recibido por parte de un cliente un mensaje tan claro de respeto y cuidado hacia su historia y eso nos motivó sobremanera».

Los recursos que identifican a cada uno de los sabores no fueron puestos por azar sino que están íntimamente ligados a la historia, tradición o simbolismo de los mismos. La IPA por ejemplo, posee de fondo una trama de tejido hindú como símbolo del país en el cual se originó, la variedad Bock, por otro lado, posee una representación sintética de las pesadas rejas monacales de la Alemania del siglo XIV ámbitos en los cuales se creó y difundió, la Pilsen en cambio se vistió de rombos blancos y celestes como tributo al estado alemán de Baviera lugar emblemático del universo birrero global.