La microcervecería Buller, que inaugura mañana una nueva franquicia en el barrio de Villa Crespo, tiene planes de ampliar la capacidad de producción de su fábrica, ubicada en el Polo Industrial de Ezeiza, en la provincia de Buenos Aires.

“Estamos en proyecto de ampliar la fábrica, de aumentar la capacidad productiva, abrir más locales y comenzar a vender más barriles a multimarcas”, indicó Adrián Merino, socio de Buller, a PulsoCervecero.com.

“La idea es llevar la fábrica a mucho más, a cerca de 400.000 litros mensuales en unos cinco años, siendo optimistas. Incorporamos ya varios fermentadores, y justo mi socio viaja ahora a Estados Unidos a ver bloques de cocción”, explicó.

EN la actualidad, Buller posee un bloque de cocción de 1.000 litros, “que ya nos queda muy chico porque requiere muchas cocciones para llenar los fermentadores. Estamos analizando cambiar el bloque de cocción, yo creo que el año que viene. El día que lo hagamos, nuestra idea es abrir un local con fábrica. Es decir, llevar el bloque de 1.000 litros a un tap room en la ciudad de Buenos Aires”, apuntó Merino.

LEA TAMBIÉN  Buko, Buller, Grunge y Tacuara cocinaron juntos para ayudar a los damnificados del Sur

La microcervecería está viendo proveedores de Estados Unidos, Alemania y China. “Si bien hay proveedores locales, ahora que se abrieron las importaciones quizá es más conveniente traerlos de afuera, por precio y calidad”, explicó Merino.

En la actualidad, Buller produce unos 30.000 litros mensuales, de seis estilos estables y dos rotativos. Su producción de cerveza se vierte principalmente en los locales de Recoleta, Palermo y ahora Villa Crespo, y el remanente es colocado a bares multimarca.

“Estimamos que, con la apertura de Villa Crespo, la distribución de la producción quedará en 50 por ciento en Recoleta, 20 por ciento Palermo y 20 por ciento Villa Crespo, y el 10 por ciento restante a bares multimarca”, señaló Merino, y agregó que Buller está “evaluando el enlatado, tanto fresco para venta en local como pasteurizado”.