capitan lupulo palo santo

Daniel, cervecero detrás de Capitán Lúpulo, viajó a Paraguay para juntarse con Luis de Palo Santo y cocinar juntos. Luis cuenta que la idea surgió por motivación de Daniel, que “un día me contacta y me comenta que está muy interesado en poder cocinar juntos, para nosotros fue una sorpresa muy grata”. Del lado de Capitán Lúpulo señalan que “en un viaje de hace unos dos años nos conocimos con Luis y fuimos charlando, fui madurando la idea de cocinar juntos y finalmente se concretó en diciembre”.

Como estilo eligieron una Hazy IPA, ambos hacen hincapié en que es una cerveza de alto contenido de lúpulo. “Hicimos una Hazy IPA con más de 20 gramos de lúpulo por litro de mosto -señala Daniel”- y agrega- “utilizamos cosecha 2019 de Galaxy, Amarillo y Citra”.

La creación lleva el nombre de LAB 01 porque fue creada en los laboratorios de Palo Santo. La pinchada fue durante la semana pasada en el bar del Palo Santo (Del Maestro 722, Asunción) y según el brewmaster de la cervecería de Paraguay también estará “en algunos otros bares reconocidos por tener birras excelentes”.

En Buenos Aires se podrá encontrar también en algunos lugares especiales, marca Capitán Lúpulo, en botella.

capitan lupulo palo santo

“Realmente somos una cervecería muy joven (2 años)”, señala Luis al ser consultado sobre qué otras colaboraciones les gustaría hacer y agrega “nos encantaría seguir colaborando con otras cervecerías en el ámbito local y en el ámbito internacional. Realmente no tenemos pensados directamente con quién o qué cervecería nos gustaría colaborar, pero creo que en lineas generales vamos a buscar personas que estén alineadas con nuestra forma de pensar en relación a la elaboración de cerveza artesanal, es decir personas que tengan muy muy presente esa pasión que nos lleva todos los días a querer presentar un producto de máxima calidad y que entiendan que lo que producimos no es solo cerveza sino que es arte”.

Qué valoran más de hacer colaboraciones?
Luis – Creo que lo más importante es el intercambio de vivencias y el estrechar los lazos fraternales entre las personas que dedicamos nuestra vida a producir cerveza, luego viene el intercambio técnico que siempre es muy fructífero, ese sería para mi el orden de lo que más valoro pero siempre sirve para crear ideas un poco locas para próximas oportunidades.

Y ahora cómo sigue la historia?
Daniel – Nuestra idea es replicarla también en Buenos Aires.

1 COMMENT

Comments are closed.