El grupo productor de bebidas de origen chileno, CCU,  anunció -en un acto oficial con las máximas autoridades del Poder Ejecutivo Nacional- nuevas inversiones por más de 4.500 millones de pesos para su cervecería en Luján, Provincia de Buenos Aires, Argentina.

El proyecto permitirá duplicar la capacidad productiva de la Cervecería en el mediano plazo, y generará más de 40 empleos directos y 500 indirectos, aportando de manera concreta a la reactivación y desarrollo económico de la región y del país.

La compañía que posee a Heineken Global como socio incrementará la producción de marcas nacionales como Imperial y Schneider e internacionales como Heineken, Grolsch y Warsteiner.

En el acto, el Presidente de la Nación Alberto Fernández ponderó la importancia de la nueva inversión de la empresa de capitales chilenos en el país, y aseguró: “Vamos a invertir mucho desde el Estado con la obra pública y con mucha inversión privada, porque es hora de que entendamos que lo que tenemos que hacer es trabajar juntos, el Estado, los que trabajan y los que invierten”.

El mandatario estuvo acompañado por los ministros del Interior, Eduardo de Pedro; y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; el intendente de Luján, Leonardo Boto; el CEO de la empresa, Patricio Jottar; y el gerente general para la Argentina, Fernando Sanchis. También estuvieron presentes los embajadores de Chile, Nicolás Monckeberg; y de Países Bajos, Roel Nieuwenkamp.

LEA TAMBIÉN  En Australia, Heineken se queda con Stella Artois y Beck

Jottar destacó en sus palabras los 25 años de trayectoria de CCU en el país, tiempo durante el cual se han invertido más de 800 millones de dólares para hacer crecer al país. “El aporte de CCU en Argentina va más allá de los productos que nacen en sus fábricas. Buscamos ser un socio activo en el desarrollo del país y de su gente.”

CCU instalará la más moderna tecnología para la elaboración de bebidas, y potenciará la producción de las marcas locales Imperial y Schneider, y las globales Heineken, Grolsch y Warsteiner. La Cervecería será capaz de envasar más de 2.000 latas por minuto, a la vez que incluirá paneles solares y equipos especialmente elegidos por su eficiencia energética y positivo impacto ambiental.