La semana pasada, la cervecería de Valdivia (Chile) realizaron la inauguración oficial de su primer bar Kunstmann Kneipe en Viña del Mar. Acompañado de su familia, el fundador Armin Kunstmann llevó a cabo el tradicional pinchado de barril en el nuevo local, ubicado en calle 8 Norte casi llegando a Avenida Libertad, con el que buscan seguir entregando nuevas experiencias a los fanáticos de la cerveza y acercarlos a la cultura craft.

El bar está equipado con una barra de 24 canillas, y se pueden degustar en formato schop las 16 especialidades Kunstmann, incluyendo sus cervezas de temporada y aquellas de su línea experimental. También habrá seis cervecerías invitadas: Guayacán, del Valle del Elqui, Szot, de la zona central, D’olbeck de Coyhaique, Mauco y Granizo de la Región de Valparaíso, y una rotativa perteneciente a la Unión Cervecera de los Ríos, para impulsar el desarrollo de la cervecería de su zona de origen.

Kneipe significa taberna en alemán, y es el estilo que quiere reflejar Kunstmann en su local de Viña del Mar. Al interior del local la ambientación busca ser acogedora, con largas mesas que invitan a compartir entre todos los comensales, además de una terraza en el segundo piso para disfrutar al aire libre. La Cervecería Kunstmann Kneipe es el principal punto de venta y relleno de los Growlers, botellones para poder llevar cerveza artesanal fresca a las casas.