Por iniciativa de la concejala Adriana Molina, la semana pasada el Concejo Municipal de la ciudad de Santa Fe incorporó al listado de cuadro de usos y clasificación de actividades industriales de la Ordenanza 11.748, Reglamento de Ordenamiento Urbano, la “Elaboración de cerveza artesanal en locales de hasta 60 metros cuadrados”.

La modificación introduce una definición de cerveza artesanal y cuáles son las condiciones que debe reunir el producto y los locales habilitados.

Definición

Según el texto modificado, se entenderá por cerveza artesanal “a aquellas que reúnan las siguientes condiciones: a) que no se utilice en su producción aditivos alimentarios; b) que se encuentre adicionada únicamente con ingredientes naturales; c) que la elaboración sea de manera manual o semiautomática; d) que aquella a la que se agregue jugo o extractos de fruta, éstos sean previamente pasteurizados y e) que la carbonatación sea de origen natural y/o con gases autorizados en los artículos 1066 y 1067 del Código Alimentario Argentino”.

La enmienda recoge los elementos determinados en la incorporación, en febrero pasado, de la cerveza artesanal en el Código Alimentario Argentino.

Locales

El texto votado por los concejales introduce también una clasificación para los locales de elaboración de cerveza artesanal. La categorización prevé tres clases de establecimientos:

  1. Elaboración de cerveza artesanal a baja escala: local de hasta 60 metros cuadrados, incluidos en el artículo 49º del Reglamento de Ordenamiento Urbano.
  2. Elaboración de cerveza artesanal con o sin Tap Room: local de hasta 1000 metros cuadrados, anexo a planta de elaboración en el cual se puede consumir las variedades de cerveza, realizar capacitaciones, venta de artículos de promoción comercial de la marca.

III. Brewpub: local de elaboración de cerveza artesanal de hasta 60 metros cuadrados, más la superficie para local gastronómico. La elaboración de cerveza artesanal y la venta de la misma se realiza en el mismo establecimiento donde además se desarrolla la actividad gastronómica.

La concejala Molina remarcó que en la ciudad “existe la tradición cervecera, es uno de sus rasgos más distintivos, con una tradición en producción de cerveza de más de 100 años”, y agregó que “en 2016 se conformó la Cámara de Cerveceros Artesanales de Santa Fe (CCAS) agrupando a más de diez cervecerías conformadas por cerveceros artesanales caseros que formalizaron su actividad como emprendedores locales y, actualmente comercializan sus productos dentro de la ciudad y la zona. Esta actividad promueve una alternativa al producto industrial, por uno de valor agregado y neta producción local”.