En la región de Corrientes y Chaco existen en la actualidad unos 70 a 80 productores de cerveza, de todos los tamaños, según indicó Diego Ruiz, cervecero de Ñande Bier.

De acuerdo con el productor, Ñande Bier “estaría entre los más grandes; por supuesto que no hay comparación con las cervecerías de los grandes polos como Capital Federal y el Gran Buenos Aires, Bariloche, o Mar del Plata. En esta región estamos hablando de productores que no superan los 15.000 litros; nadie está por encima de los 15.000 litros mensuales, en tiempos previos a la pandemia. Hoy estamos todos peleando, y con un volumen muy por debajo”.

Acerca del surgimiento del movimiento cervecero en el litoral, Ruiz señaló que “desde 2013 fueron apareciendo los primeros consumidores, que habían probado cerveza o bien en Villa General Belgrano, o Mar del Plata, u otros lugares donde está más arraigada. Después se fue contagiando, pero siempre a nivel particular. Luego maduró, y vinotecas y mercados incorporaban botellas y demás. Ya en 2015 y 2016, los bares comenzaron a animarse por la cerveza artesanal. Hoy ya está muy instalado el tema del craft”.

Latas

Ruiz explicó que en el litoral hay muy pocos productores que estén envasando en lata. “Yo no lo hago, por un tema de margen de ganancias. Está muy al límite hacer latas, desde el costo de la lata hasta el flete hasta acá. Pero [por la pandemia de COVID-19] nos fuimos reconvirtiendo, con botellas, growlers, y recarga de barriles”.