gluck madrid

La cervecería de Mar del Plata comandada por los hermanos Logambino, Glück, está a días de inaugurar su fábrica y tap room en Las Rozas de Madrid, municipio de la Comunidad de Madrid situado en el área metropolitana y a 20km al oeste de la capital española. Pulso Cervecero conversó con Cristian Logambino sobre su desembarco en el viejo continente.

¿Desde cuándo están planeando la llegada a España?

La idea surgió ya hace un par de años. Desde que abrimos nuestra fábrica en Argentina siempre el slogan de nuestra cerveza es unir el país, unidos por la cerveza, unir el mundo, llegar a todos los puntos con nuestras cervezas, con nuestras ideas con nuestros sabores. Lo empezamos implementando en Argentina, abriendo franquicias, haciendo cervezas colaborativas con fábricas de Bariloche, con fábricas del Norte, de Buenos Aires. Siempre intentamos que nuestras ideas, nuestras convicciones, sean conocidas a través de nuestro productos, a través de lo que es Glück.

Para nosotros Glück es hermandad, porque somos hermanos, somos amigos, somos un grupo de muchas personas que tiramos para el mismo lado, así que desde que iniciamos el camino con nuestra propia fábrica en el 2015 teníamos la idea de unir no sólo el país, sino también el mundo con nuestro producto.

Hacer algo global para que algo argentino, marplatense y nacional sea conocido en todo el mundo. Cristian Logambino de Glück

Hoy en día nos llegó la idea y la posibilidad de abrir una fábrica en Madrid, en España. Una fábrica con tap room y restaurante dentro de la misma fábrica con la idea de vivir una experiencia Glück, que la experiencia sea ir a comer, ir a pasar un momento en una cervecería que tiene fábrica ahí adentro, ver como fabrican la cerveza y que tiene un poco también la historia de Glück, porque la idea sigue siendo esa poder llevar un pedacito de Mar del Plata al Viejo Continente, contar nuestra historia.

A Madrid llegamos también con la idea de hacer franquicias y hacer conocido nuestro producto, primero en Sudamérica y ahora también en Europa, esa es la idea que surgió hace casi seis años y que desde septiembre del año pasado viene tomando forma como Glück Madrid y viene surgiendo, sobre todo priorizando y con la premisa de hacer vivir a la gente la experiencia Glück, que se siente en la cervecería en Madrid sienta el aire fresco de la brisa marplatense y conozca un poco nuestra experiencia. Vamos a tener cervezas añejadas, catas, visitas guiadas a la fábrica, un poco esa es la idea.

¿Quienes fueron trabajando esa idea?

Bueno la idea nace entre Max y yo, los hermanos Logambino, que igual que en 2012 cuando abrimos un primer brewpub con cerveza artesanal en Mar del Plata surgió a través nuestro y sumamos amigos, porque obviamente no lo podemos hacer solos, porque obviamente necesitamos amigos, necesitamos trabajadores, estamos incluso realizando la formación a través de nuestros gerentes comerciales, gerentes de cocina, gerentes de salón, gerencia de fábrica, microbiología de fábrica, todo desde Mar del Plata para España. Los profesionales que están realizando la formación y la puesta a punto -si bien está Max, mi hermano y brewmaster de Glück, en España- estamos organizando todo y gestionando todo con los profesionales que siempre estuvieron y pusieron en marcha el corazón Glück en Argentina. La idea es, fue y será siempre que un pedazo de Argentina, que un pedazo de Mar del Plata esté en el viejo continente. Y como ellos nos trajeron tantas cosas y tantas tradiciones españolas e italianas a nuestro país, por qué no nosotros poder llevar nuestra tradición cervecera que está muy desarrollada y está tan bien vista en el mundo al viejo continente.

¿Tienen ya fecha de apertura programada? 

La idea es que en junio, en la primera quincena de junio vamos a estar abriendo tanto el brew pub como la fábrica. Vamos a salir con una carta muy a lo Glück Argentina, una carta con productos autóctonos, vamos a incluir choripanes gourmet para llevar un pedazo más de Argentina a nuestra carta, vamos a incluir algunos platos como Secreto ibérico, bien españoles para poder también tener gastronomía local como siempre hacemos en cada una de las franquicias que abrimos en Argentina, que cada franquicia tiene una parte de la carta propia, del lugar. Entonces en España va a ser igual y después será la típica de Glück estarán las papas de Glück, las papas cheddar, las pizzas, las hamburguesas, va a haber entraña argentina, va a postres nacionales, comidas para veganos y vegetarianos.

LEA TAMBIÉN  Antares lanza una Brut IPA de edición limitada

El corazón gastronómico va a ser el mismo y con respecto a la fábrica que es lo que más nos importa obviamente saldremos con ocho estilos que muy pronto se convertirán en diez, saldremos con estilos en barriles. Arrancamos con la Pilsen, Faro (Irish Red) nuestra cerveza más premiada, Honey que es una apuesta ya que no está tan desarrollada en el Viejo Continente vamos a apostar por la cerveza Honey con miel en España, la Robust Porter, la IPA Templo Dorado, la What the Fight! NEIPA, la Wee Heavy KM213, tendremos la Homero, Witbier con naranja y coriandro bien cítrica también para los paladares madrileños y luego vamos a enlatar para comenzar con este camino de implementar la marca en toda España, en un principio y después expandirnos en el Viejo Continente. La idea es que a través de las latas llegar a las heladeras de todo el país. Al igual que hacemos en Argentina. Barriles para nuestra franquicia estrella que será la misma que está en nuestra fábrica y para las que irán surgiendo a través del tiempo.

¿Tienen un socio local para la franquicia?

En realidad es una franquicia, nosotros vamos a estar desarrollando lo que es la fábrica pero el local comercial tanto el de ahí como los que se desarrollen allá son franquicias. La persona dueña de la franquicia en Madrid es una persona argentina que conocía muy bien la marca que es amigo nuestro y será el encargado de adoptar los valores, la visión y la misión de nuestra marca para implementarla en la franquicia de Madrid y luego desarrollarla en las distintas franquicias que irán surgiendo en el país. Ese es nuestro principal objetivo, nosotros nos enfocamos en lo que es fábrica, en que el producto sea igual a lo que es en Argentina, en poder fabricar allá lo mismo que fabricamos acá.

Es importante recordar que la fábrica es propia, compramos un equipo de cocción con fermentadores y demás y estamos desarrollando una fábrica propia que se va a poder visitar ubicada en Las Rozas de Madrid, calle Dublin 37, una zona bien gastronómica de Madrid y de ahí mismo enlataremos y sacaremos el producto para toda España. Es la segunda fábrica de la marca luego de la que tenemos en Mar del Plata, arranca con una capacidad de producción de entre 20 y 40.000 litros de inicio.

¿Están entonces pensando ya en otras sucursales en Madrid, o en otro lugar de España como puede ser Barcelona?

Si como te decía, Barcelona es un punto que queremos adoptar rápido tenemos la intensión de ir en el corto plazo, poder desembarcar en Barcelona. Es una ciudad que nos da mucha nostalgia porque nos recuerda mucho a Mar del Plata y la idea es implementar nuestra marca marplatense en Barcelona y luego el resto de España. Y si, por qué no en el futuro poder llegar no solo con las latas y nuestro producto a todo el continente y por qué no con el modelo de franquicias que tenemos desarrollado. Ya tenemos algunos pedidos de franquicia a lo largo del país. Apuntar a eso y hacerlo sin prisa pero sin pausa, como dicen ellos, para asegurarnos que implementamos las ideas, la calidad y los procesos que venimos trabajando hace más de ocho años, eso es lo más importante para nosotros. Cada paso que demos estar firmes y asegurar el producto y la calidad que nos caracteriza en Mar del Plata y Argentina.