Desde el 9 de octubre, el brewpub Growlers extiende su horario de happy hour de 12.30 a 21 horas e incluye a sus 50 canillas. Ello es posible gracias a que la cervecería amplió su horario de servicio desde el mediodía, de martes a domingos. Así, para almorzar, picar durante la tarde y para cenar temprano, la pinta se bebe a sólo $80. Luego de ese horario, el precio regular de la pinta es de $125.

Las cervezas que circulan por las 20 canillas de Palermo y por las 30 de Caballito varían todas las semanas y son seleccionadas por sommeliers especializados. Así, siempre hay estilos que van desde la alta tomabilidad hasta otros de sabores más complejos, con opciones como Lager, Honey, de Trigo, Belgian, Weisse, Sour, NEIPA pasando hacia las IPA, Barley Wine, Dubbel y llegando a variedades como Stout, Imperial Stout, Porter y Amber Ale, según indicaron desde Growlers. Una particularidad de este lugar es que una de sus canillas se reserva para una sidra.

Entre las opciones para picar, hay papas con cheddar, panceta y verdeo ($170) o los chicken tenders, pollo frito en tempura con limón y dip de berenejenas ahumadas ($190) y para almorzar o cenar, hamburguesas como la Doble Smashed Burger con queso azul caramelizado, cebollas asadas bourbón, pesto de rúcula, maní tostado y pepinitos agridulces con papas fritas ($200) o el burrito de Bondiola de cerdo BBQ braseado 8 horas, guacamole, cheddar, nachos y chile, también con papas fritas ($220), entre otros platos que incluyen opciones vegetarianas.

El brewpub cuenta con dos locales, Growlers Palermo, (Gurruchaga 1450) y Growlers Caballito (Doblas 857), ambos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.