Imagen: Nuevo Origen
Imagen: Nuevo Origen

La microcervercería pampeana Nuevo Origen inauguró recientemente una nueva fábrica con 300 metros cuadrados cubiertos y una capacidad de producción proyectada de 30.000 litros mensuales. Estas instalaciones, ubicadas en la localidad de Ataliva Roca, a 47 kilómetros de Santa Rosa y sobre la Ruta Nacional 35, representan el mayor salto de crecimiento para la empresa desde sus inicios en el año 2011.

Acorde al crecimiento de la industria microcervecera argentina, la planta de Ataliva Roca proyecta ampliar su producción a 70.000 litros mensuales para el año 2018, previa incorporación de nuevos equipos de producción.

Las instalaciones están equipadas con tanques y fermentadores de última tecnología, asegurando condiciones óptimas de producción y crianza, indicaron desde la cervecería. “Estamos orgullosos de este nuevo gran paso”, asegura Marcelo Braga, fundador de Nuevo Origen. “El nuevo edificio cuenta con un potencial enorme, un laboratorio, un área de investigación y desarrollo y una gran joya: un sótano increíble en el que reposan las barricas donde criamos nuestras sour beers llamadas ‘Pócima’”.

Nuevo Origen cuenta con un diverso portfolio de cervezas, con más de una decena de estilos fijos y ediciones limitadas rotativas disponibles en los principales bares de Argentina.