La cervecería pampeana anunció recientemente la adquisición e instalación en su fábrica de la localidad de Ataliva Roca —provincia de La Pampa— de un sistema de captadores fotovoltaicos, con una inversión superior a los 200.000 pesos, que la firma espera recuperar en unos 15 años. Según informó Nuevo Origen en redes sociales, el sistema provee aproximadamente el 20 por ciento de los 8,76 kilowatts que la fábrica consumía en el momento de la medición.

Para 2023, la cervecería espera generar más de la mitad de la energía que se consume en la fábrica.

“Nos preocupa el impacto social, el impacto ambiental, pero también, queremos decirlo, nos gusta sentar un precedente que sirva de ejemplo. Podríamos haber comprado cientos de barriles, o algunos fermentadores que nos hubiesen permitido crecer aún más, y mucho más rápido. Pero ése no es el punto, porque nuestro propósito mayor está acá: queremos ser referentes en nuestra comunidad” indicó Nuevo Origen.