La microcervecería pampeana anunció ayer el Proyecto Nómades, un plan en el que viene trabajando hace varios días y que consiste en visitar distintos polos cerveceros del país para realizar en cada uno de ellos cervezas colaborativas con productores locales. Según informó Nuevo Origen, el Proyecto Nómades abarca las ciudades de Córdoba, Mendoza, Esquel, Mar del Plata y el partido de Pilar.

Con este programa, Nuevo Origen busca remarcar la importancia de la hermandad de las microcervecerías del país. “En los últimos seis años, las cocciones en conjunto con otras cervecerías fueron siempre una constante, viajando miles de kilómetros, armando recetas y compartiendo asados. Pero en este 2017 quisimos darle un marco distinto, y ahí surge el Proyecto Nómades”, indicó Marcelo Braga, fundador de Nuevo Origen.

El detalle del Proyecto Nómades incluye las siguientes paradas, cervecerías colaboradoras y estilos:

Nómades de las sierras / Colaboración con Checa Cerveza Artesanal, Sacanta, Córdoba

Estilo: Una Pilsen, fieles a la tradición checa. Pero, además, esta Pilsen tiene en su elaboración hierbas cordobesas como el burro silvestre y la peperina, para darle el barniz distintivo de la provincia.

Nómades de los Andes / Colaboración con Chachingo Craft Beer, Mendoza

Estilo: Chachingo tiene un manejo sobresaliente de las barricas, así que Mendoza inspiró una Malbec Weizenbock, añejada en roble y con el aporte inconfundible de las brettanomyces.

Nómades de la ciudad / Colaboración con Cervecería Bronx, Del Viso (Pilar), Buenos Aires

Estilo: Una Quadruppel belga con mucho dulce de leche, representando la plena argentinidad.

Nómades del Atlántico / Colaboración con Bhor, Mar del Plata, Buenos Aires

Estilo: La Pampa y al Atlántico unidas por un hilo en común: la sal. Crearemos una Gose con sal marina marplatense y sal continental de las Salinas Grandes de Hidalgo, en nuestra provincia.

Nómades del sur / Colaboración con Cerveza Artesanal Esquel, Esquel, Chubut

Estilo: Inspirados en los frutos rojos patagónicos, crearemos una IPA increíble, con la acidez perfecta de estas bayas típicamente locales.