Una noche de Mayo paseando por Saint Germain nos llamó la atención desde la vereda la cervecería O´Neil y ver sus elementos de brewing tan al alcance de la mano. Ni bien entramos a la microcervecería O´Neil, de Paris, se notó que contaba con un ambiente diferente. Gracias a ello pudimos degustar unos ricos flammekueches con las cervezas típicas de la casa.