El pasado 6 de junio, el grupo Pernod Ricard celebró su noveno Responsib’ALL Day, una jornada en la cual sus 19.000 empleados en 86 países del mundo realizaron acciones en beneficio de sus comunidades locales.

La propuesta de responsabilidad social empresaria (RSE) sigue la línea de la recientemente presentada hoja de ruta S&R 2030 “Good Times from a Good Place”, que respalda los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas (ONU) y consta de cuatro pilares: Proteger la tierra, Valorar a las personas, Elaboración circular y Anfitriones responsables, indicó la empresa en un comunicado distribuido esta semana.

En el caso de Argentina, la firma trabajó en los tres centros productivos con el Club de Reparadores; una organización que promueve la reparación como práctica de consumo responsable y estratégica para la Economía Circular bajo la consigna “manos y corazón en acción” con el objetivo de recuperar libros, ropa y mobiliario para destinarlos a ONGs locales, según explicó Benoit Laug, Presidente y CEO de Pernod Ricard Argentina & Uruguay.

En San Rafael, Mendoza, a partir de materiales en desuso y de descarte de la planta, se construyeron dos juegos de comedor para un merendero. En Cafayate, Salta, se repararon bienes en mal estado como bancos, sillas, juegos y prendas de ropa a fin de prolongar su vida útil y entregarlos en distintos establecimientos.

Por su parte, en Bella Vista, Buenos Aires, el Responsib’ALL Day se centró en trabajar con organizaciones locales tales como la Biblioteca Popular Faustino Sarmiento, Fundación Ser, La Rueda Popular y El Ejército de Salvación, en la reparación de libros, aparatos eléctricos y electrónicos, ropa y bicicletas. Inspirados en el espíritu de transformación circular, los participantes de la jornada convirtieron barricas de vino en mobiliario y lograron recuperar cientos de objetos que pudieron ser entregados a merenderos e instituciones comunitarias.