Cuando se habla de Historia Antigua es imposible no pensar en Atenas, Grecia, y si uno piensa en visitar su primera fábrica de cerveza artesanal se imagina seguramente pasar por ruinas de varios siglos atrás. Sin embargo, la primera cervecería artesanal en Atenas fue creada recien en 2016. Los atenienses, que pueblan la capital griega, no tienen la costumbre de cerveza y si toman se inclinan por las lagers industriales, nos explicó Iasonas Panagiotopoulos (Jason, para los que no hablamos griego) socio de Noctua.

Por eso “nuestra cerveza estrella es la Black IPA, porque es diferente, les llama la atención” explica Jason, uno de los cuatro amigos que dejaron sus trabajos en una época de crisis económica griega para dedicarse a la cerveza artesanal. “Que seamos la primera cervecería de Atenas es extraño porque en cada ciudad europea encontrás de 5 a 15 microcervecerias y aquí, en una ciudad con 5 millones de habitantes, no existía ninguna entonces eso nos llevó a crear Noctua”.

La tradición indica que la mayoría de los insumos que consumen los atenienses provienen de las islas, por tanto es común encontrarse con cervecerías artesanales más antiguas en islas cómo Creta o Mykonos. Noctua rompe también ese paradigma dado que se ubica en un viejo garaje sobre la calle Pireo, el viejo camino entre el principal puerto de -la antigua y la actual- Grecia y la ciudad.

El símbolo de la lechuza también es significativo de la ciudad. “Athenea Noctua” justamente es la variedad de las pequeñas lechuzas que habitan la ciudad y se convirtió en la edad antigua en sinónimo de Atenea, la diosa protectora de la ciudad, a tal punto que las monedas provenientes de Atenas llevaban la lechuza en su cuña.

Noctua fábrica por año entre 4 y 5 variedades de cervezas, las fijas son su IPA y su Black IPA, que principalmente distribuyen en bares cerveceros o en su recientemente habilitado tap room, que les llevó casi cuatro años en conseguir su habilitación debido a restricciones de conservación histórica de la zona.