Cebada. Imagen: Pixabay.
Cebada. Imagen: Pixabay.

Juan Pablo Ronderos, director de la consultora ABECEB Argentina, destacó que la exportación del complejo agrocervecero creció un 561 por ciento en los últimos 15 años, llegando a exportar 522 millones de dólares durante 2018. De esta manera, el país se posiciona como el principal proveedor de cebada y malta a los países sudamericanos, según un estudio de la consultora recogido por Infocampo.

“Esto significa que los mercados de la región consumen cerveza elaborada con ingredientes principalmente con cebada cultivada en la provincia de Buenos Aires, seguida por Santa Fe, Entre Ríos, La Pampa, Córdoba y Santiago del Estero”, destacó.

En el último año, la cosecha de cebada cervecera alcanzó los 4,1 millones de toneladas, y la elaboración de malta alcanzó las 797.000 toneladas. Más de un millón de hectáreas de siembra se reparten en ocho provincias del país, de acuerdo con el informe de ABECEB.

LEA TAMBIÉN  El congreso Hop's Glory se realizará del 6 al 8 de Noviembre

El lúpulo, algo más relegado

En contraste con los números trepidantes de la cebada cervecera y la malta, la producción de lúpulo llegó apenas a 300 toneladas en Argentina. Así, en 2018 se debieron importar 650 toneladas de lúpulo. Desde la consultora explican que este cultivo requiere condiciones agroclimáticas muy específicas, y en la actualidad sólo se produce en Neuquén y Río Negro.

Según estimaciones de Cerveceros Argentinos —cámara que nuclea a las principales cerveceras industriales del país y proveedores de insumos—, la elaboración de materias primas para la industria de la cerveza incluye a más de 1.500 productores agropecuarios. Entre 2016 y 2020, este sector planificó inversiones por 1.855 millones de dólares, de los cuales cerca del 50 por ciento ya habría sido ejecutado.