En septiembre de este año, Cervecería y Maltería Quilmes comenzará a producir la marca Budweiser en su planta industrial de Acheral, en la provincia de Tucumán. La medida forma parte de un plan de inversiones en todo el país para el período 2016-2020 de 1.700 millones de dólares, del cual ya concretó el 60 por ciento, según informó la secretaría de Comunicación del Gobierno provincial.

Así, la marca Budweiser será elaborada en el país por las plantas de Zárate (provincia de Buenos Aires) y Acheral, en Tucumán.

La planta de Tucumán fue auditada por expertos de Estados Unidos y de Bélgica para validar sus capacidades de producción. Entre los cambios para adaptar las instalaciones, se incorporaron una nueva planta de agua con filtro de carbón activo para lograr mayor pureza, se amplió la sala de elaboración, se realizaron nuevas obras civiles (instalación eléctrica, camineras, piping, etcétera) y se incorporaron cuatro nuevos tanques de fermentación y un nuevo tanque de propagación de levadura, entre otras modificaciones.

Además de la cervecería, Cervecería y Maltería Quilmes cuenta también con una planta de gaseosas ubicada en la capital provincial, una planta de maíz desgerminado, un centro de distribución y una oficina de venta regional. La cadena de valor en la provincia incluye a 5 distribuidores, que son pymes independientes, y sus productos llegan todos los días a 7000 comercios; y trabaja con 80 proveedores locales. El sistema Quilmes en Tucumán genera 400 empleos directos y 6.000 indirectos, destacaron desde la provincia.

La cervecería está ubicada en el kilómetro 764 de la Ruta 38, en Acheral, Monteros, con instalaciones y equipos para la elaboración de las etiquetas de cerveza Quilmes Clásica, Brahma, Bajo Cero, 1890, Ouro Fino y Ducal. Tiene una capacidad de envasado de 3,4 millones de hectolitros al año, y desde allí también se exporta maíz desgerminado y cervezas a países de la región como Paraguay, Bolivia y Chile.

1 COMMENT

Comments are closed.