Chaco - Stella Maris Lavia, Cerveceros del Litoral

Stella Maris Lavia, propietaria de Cervecería La Pinta e integrante de la asociación Cerveceros del Litoral, señaló que muchos productores de cerveza artesanal locales analizan abandonar la actividad debido a la pandemia de COVID-19 y las medidas de prevención que afectan el funcionamiento de la industria gastronómica. “Muchos estamos evaluando el cierre de nuestras fábricas, la realidad es esa. No es algo a lo que queremos llegar, pero si las restricciones tan severas siguen, la verdad es que muchos estamos evaluando dedicarnos a otra cosa”, dijo Lavia en entrevista con el canal Ciudad TV.

“Hemos logrado instalar la movida de la cerveza artesanal en estos cinco años, y todo eso se puede perder. Es un trabajo que ya no es rentable. El número de productores que está evaluando cerrar es bastante grande en nuestra zona. Hoy en día hay 40 marcas alrededor del Gran Resistencia son las que existen. Cada marca tiene de uno a tres socios, que también emplea gente. La cerveza artesanal, a través de las fábricas y los bares, genera fuentes de empleo genuina y local, a través de sus empleados en la fábrica, técnicos de refrigeración, electricistas, etcétera; hay una cadena de trabajo detrás, explicó la productora.

De acuerdo con Lavia, los ingresos de la última temporada fuerte en la región no alcanzan para solventar la actividad durante todo el año. “El año pasado atravesamos unas restricciones muy duras y severas para el sector. Estuvimos casi ocho meses parados con la producción y las ventas, hasta que pudimos remontar un poco, porque no tuvimos una temporada que nos haya permitido tener una espalda económica para afrontar una temporada baja. Acá en Chaco, por una cuestión cultural, la temporada baja es la época de frío”.

La cervecera explicó que “en una vida preCOVID-19, como emprendedores, teníamos una temporada que nos permitía generar espalda económica para afrontar los meses de baja de venta. Desde noviembre a marzo, tuvimos la temporada con restricciones, incluso en la época de flexibilización. Ni siquiera pudimos afrontar los gastos y deudas que generamos durante las primeras restricciones. El 80 por ciento de nuestras ventas van a bares, restaurantes y locales gastronómicos. Hablar de una venta al aire libre hasta las 22 horas a nuestros clientes les significa casi nulas ventas, y a nosotros también. Tampoco se puede alquilar choperas porque no están permitidos los eventos, ni los eventos públicos de los que participamos los productores cerveceros”.

Lavia también apuntó que “a lo largo y a lo ancho del país lamentablemente hemos perdido muchos colegas que han quedado por el camino. En Cerveceros del Litoral tenemos socios y socias de Chaco, Corrientes, Misiones, Formosa y norte de Santa Fe. Los que estamos atravesando restricciones más estrictas somos los de Chaco. De momento no han cerrado fábricas todavía, pero sí nos hemos tenido que adaptar y bajar a la mitad nuestra capacidad de producción”.

Dejar un comentario..

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.