Creltec - Centro de Referencia en Levaduras y Tecnología Cervecera

Se trata de la primera unidad experimental multifuncional en el país para realizar actividades de investigación, desarrollo, innovación, capacitación, servicios y producción a escala piloto para levaduras y tecnología cervecera, con un fuerte foco en la vinculación con el sector socio-productivo, en particular el relacionado con la cerveza artesanal y su cadena de valor.

Con el objetivo de colaborar con el primer Centro de estas características, el Instituto Andino Patagónico de Tecnologías Biológicas y Geoambientales (IPATEC) en particular, el Grupo de Microbiología Aplicada, Biotecnología y Bioinformática de Levaduras (MABBLev) ha realizado diversas actividades de vinculación (capacitaciones, servicios tecnológicos, etc) en las que ya han participado más de 600 asistentes de todo el país y países limítrofes.

Con un total de 701 metros cuadrados cubiertos, el CRELTEC (Centro de Referencia en Levaduras y Tecnologías Cerveceras) contará con laboratorios de microbiología para el estudio de levaduras y otros microorganismos relevantes para la industria cervecera y alimenticia en general, una planta experimental de producción y capacitación, y oficinas para investigadores, becarios y técnicos.

Además albergará una colección de cultivos de microorganismos a fin de resguardar la biodiversidad microbiana nativa y funcionará como banco de referencia de microorganismos de interés industrial. Desde el Centro se podrá producir levaduras líquidas de alta calidad como insumo fundamental para la elaboración de cerveza y en particular las levaduras patagónicas (Saccharomyceseubayanus) buscando satisfacer la creciente demanda del sector cervecero regional y nacional aportando a la profesionalización del sector, y a la sustitución de importaciones, diferenciación productiva y agregado de valor.

Infraestructura del CRELTEC

El grupo de científicos que llevan adelante este proyecto  está encabezado por el Dr. Libkind, Director del Instituto y el Arquitecto Germán Spahr. La propuesta —que incluye un auditorio/aula con capacidad para 50 personas para realizar capacitaciones y charlas de divulgación entre otros espacios proyectados— está incluida en un Plan Maestro de Infraestructura, coordinado por el Centro Regional Universitario Bariloche (UNCo) en el predio de Salmonicultura de Bariloche, en la parcela cedida por la provincia de Río Negro a la institución.

El CRELTEC tendrá un edificio de vanguardia por su “arquitectura sustentable”, ya que se ajustará a los estándares de pasividad para edificios de zonas de climas fríos como así también a criterios ecológicos y de eficiencia energética. El edificio será parcialmente interactivo con el público y contará numerosas explicaciones (conceptuales y experienciales) relacionadas con la funcionalidad/sustentabilidad del edificio en general, así como también sobre los desarrollos e innovaciones en curso en el Centro. Por otro lado, se prevé que albergue una fábrica de cerveza experimental la cual se abrirá al público para visitas guiadas, incorporando la posibilidad de degustación de cervezas inéditas/experimentales, en horarios específicos.La fábrica contará con sistemas novedosos y experimentales de tratamiento de efluentes.

Profesionalización en manejo de levaduras

Según documentación del proyecto a la cual PulsoCervecero.com tuvo acceso, uno de los factores que impulsa la creación del centro es potenciar la capacitación para productores cerveceros, con miras a la profesionalización del sector, y poder convertirse así en un generador de recursos humanos capacitados para trabajar en fábrica.

Hasta el momento, el grupo de trabajo MABBLev se ha posicionado como referente en microbiología cervecera a nivel Latinoamérica, habiendo capacitado a más de 550 productores cerveceros de todo el país en los últimos 3 años. Sin embargo, enfrenta limitaciones de espacio de aulas en la UNComahue y existen dificultades para realizar capacitaciones acorde con la demanda; allí es donde entrará en juego el CRELTEC.

El edificio está pensado para albergar a 10 investigadores, 4 profesionales de apoyo y al menos 12 becarios/estudiantes, básicamente duplicando el equipo de trabajo actual del MABBlev. Desde el proyecto se considera que la generación de mano de obra calificada para el sector cervecero es vital para impulsar aún más el sector ya que tendrá un impacto notable en la mejora de la calidad y estandarización de producto de los nuevos emprendimientos que empleen técnicos capacitados en el CRELTEC.