caída del consumo

La caída del consumo y la devaluación impactaron fuerte a los productores de la cerveza artesanal, especialmente en su rentabilidad, debido a que la mayor parte de sus costos están atados al precio del dólar, mientras que el precio del litro aumentó en un margen mucho menor.

Según indicó Lucas Lico, de cervecería Grunge y presidente de la Cámara de Cerveceros Artesanales de Argentina (CCAA), el crecimiento anual en el consumo de cerveza artesanal en 2018 fue de entre un 5 y un 7 por ciento, frente a un 50 por ciento en el año 2017. Mientras tanto, el precio de venta de la cerveza no aumentó más que un 15 por ciento en el año, aseguró Lico a Ámbito Financiero.

Por su parte, Ricardo Aftyka, de Juguetes Perdidos, señaló que el consumo de cerveza artesanal es principalmente “en restaurantes, por lo tanto, corremos en paralelo a la crisis del sector gastronómico”, dado que la venta en envase es aún muy incipiente en el sector de cerveza artesanal argentino.