ball pandemia

Pulso Cervecero conversó con Andrés Agnello, gerente comercial de Ball para Argentina y Uruguay. El ejecutivo comentó como se modificaron sus ventas de latas en el mercado cervecero, un número que se convierte automáticamente en termómetro del sector durante la Pandemia provocada por el Covid-19. Ball actualmente es el mayor proveedor de latas para bebidas del mundo -puesto que obtuvo en 2016 luego de comprar Rexam PLC-.

Cómo se modificó el mercado de latas durante la pandemia?

En unidades, el promedio de venta mensual aumentó un 11% si comparamos los períodos previos a la pandemia (enero-febrero) y post pandemia (marzo-junio). Teniendo en cuenta la estacionalidad de las cervezas en otoño e invierno el impacto es muy significativo. Comparando los mismos períodos (marzo-junio), en el año 2020 el aumento de ventas en unidades es de 46%.

¿Cómo les afectó la Pandemia a ustedes en particular en Argentina?

En nuestro caso, al estar excentos del decreto por ser parte de la industria esencial en el abastecimiento de la cadena de bebidas, no hubo impacto en nuestra operación.
A nivel regional las operaciones funcionaron normalmente, únicamente hubo un freno de reestructuración en los días iniciales de la pandemia, sin embargo, en Argentina no frenamos en ningún momento.

¿Cuánto de esta modificación entienden que fue para cervecerías artesanales?

Durante los meses de aislamiento, el mercado ha mostrado un continuo crecimiento en ventas. Las latas de 473 ml, aumentaron en un 1000% entre los meses de marzo y junio en la venta de latas de cerveza artesanal.

¿Qué cantidad de latas de cerveza estiman que están en el mercado?

Hace 5 años el share de latas en la categoría cerveza alcanzaba solo el 5% del volumen total de cerveza producida en Argentina.

Estimamos que en 2020 va a superar el 40% y sigue aumentando por la sustentabilidad y practicidad de nuestro envase en esta categoría. Andrés Agnello, gerente comercial de Ball

¿Cuántas de esas estiman que son artesanales?

Estimamos que el porcentaje de venta de latas para cerveza artesanal corresponde al 2% del total de latas para cervezas.

Andrés Agnello Ball Corporation¿Qué recomendaciones ofrecen para evitar el contagio de coronavirus en la manipulación de latas y que precauciones tomaron ustedes al respecto?

En Ball Corporation desde un comienzo asumimos el rol importante de ser trabajadores esenciales, con el fin de asegurar la continuidad de la entrega de nuestros productos. Por ello, buscamos desde los inicios, brindar un espacio seguro para todos los equipos, que cumpla con las medidas sanitarias correspondientes y posea el equipamiento necesario para protegerse. Decisión que nos permitió seguir con nuestro compromiso de llevar a las personas el mejor envase dentro de la cadena de suministros.

Por otro lado, a fin de contribuir con el control y prevención de la enfermedad, todas las unidades fabriles y la oficina regional cuentan con estrictos protocolos y medidas esenciales de seguridad.

¿Qué otros segmentos de bebidas apostaron por latas durante la Pandemia?

De una manera general, en sudamérica, el vino en lata, que es un envase amigo del canal de delivery, que tanto creció durante la pandemia, seguió avanzando.

¿Cómo trabajan la situación de reciclaje?

La lata de aluminio para bebida es el envase más sostenible de la cadena de bebidas, razón por la cual es nuestra materia prima. Es 100% e infinitamente reciclable. La lata es el envase más reciclado del mundo, con índice global del 69% de reciclaje. En Argentina, ese número es muy bueno, asciende a un 79% del total de las latas consumidas en el país. Por otro lado, este material presenta múltiples ventajas, ya que es liviana y fácil de transportar, preserva el sabor de la bebida, del contacto con la luz y con el oxígeno.

A su vez, implementamos distintas acciones que promueven el reciclaje a nivel social, en las comunidades donde operamos. En este sentido, recientemente apoyamos la reestructuración de La Escuelita, un lugar al que concurren a diario los colaboradores de la cooperativa RUO (Recuperadores Urbanos del Oeste), donde trabajan en la clasificación y separación de materiales reciclables, con el objetivo de brindarles un espacio de comodidad en pos de la educación y el cuidado del medioambiente.

ball pandemia

¿Qué metas tienen de sustentabilidad?

En Ball Corporation enfocamos nuestra estrategia de sustentabilidad en cuatro pilares fundamentales que guían nuestras acciones, los mismos son: la administración de productos, la excelencia operacional, la gestión de talentos y la comunidad.
El foco de nuestras acciones está puesto en temas relacionados con el reciclaje y la educación ambiental para la recolección selectiva, el consumo responsable y la destinación correcta de residuos. Para fomentar nuestra estrategia llevamos a cabo un programa de fortalecimiento de técnicas de gestión para cooperativas de reciclado independientes, desde el 2008 realizamos un reporte anual de sustentabilidad.

Por otro lado, invertimos en nuestra planta con el objetivo de optimizar los procesos y el rendimiento, disminuyendo el impacto en el medioambiente. Esto consistió en una nueva planta de tratamiento de efluentes con tecnología europea, una nueva planta de generación de agua y equipos de lavados de latas, que redujeron el consumo de agua y químicos a más del 50% del estándar y la implementación de compost para el reciclado de residuos orgánicos de la planta.

Gracias a nuestros resultados locales en las actividades operacionales, recibimos el Premio R. David Hoover de Sostenibilidad 2019, con una reducción del 15% de nuestros residuos totales, la mejora en un 4% del reciclado y la disminución en más del 3% del consumo de agua, en comparación con el 2018. Andrés Agnello, gerente comercial de Ball

En esta línea y con el objetivo de continuar adoptando métodos y prácticas más sustentables y eficientes, este año reafirmamos nuestro compromiso con la sustentabilidad con la aprobación de la iniciativa Metas con Base en la Ciencia. La misma consiste en lograr la reducción en un 55% de las emisiones de carbono en nuestras operaciones y un 16% en la cadena de valor hasta el 2030, en relación con el año 2017.