Los ex dueños de la cervecería Quilmes, que desde 2010 son dueños del 100 por ciento de Peñaflor —mayor grupo bodeguero del país— pondrán su apellido por primera vez en un vino de alta gama. Según el diario Los Andes, la familia Bemberg invirtió 10 millones de dólares en este nuevo proyecto, que será desarrollado por el enólogo Daniel Pi.

El apellido de la familia está fuertemente ligado a la historia de la cerveza en Argentina. Otto Bemberg, inmigrante alemán nacido en Colonia, fundó en 1888, junto a su hijo Otto Sebastián Bemberg, la Brasserie et Cervecerie Quilmes —posteriormente cervecería Quilmes—, cuya producción comenzó dos años después, en 1890.

LEA TAMBIÉN  Budweiser presentó una edición limitada de sombreros y bandanas para el verano

Los Bemberg se desprendieron en 2006 de las acciones que conservaban en la cervecería Quilmes, en una operación mediante la cual AmBev —dueños de Brahma, hoy parte del grupo AB InBev— adquirió la totalidad de las acciones que Beverage Associates Corp. mantenía en Quilmes Industrial SA, en una operación por aproximadamente 1.200 millones de dólares. Con la transacción, el grupo brasileño —que ya tenía el 56,72 por ciento de las acciones de Quilmes Industrial SA— pasó a controlar el 91,18 por ciento del paquete accionario.