Muchos cerveceros caseros acumulan varios años de experiencia con los kits caseros y una cerveza de calidad. Sin embargo, el salto a montar una pequeña fábrica puede ser un idioma completamente nuevo para la mayoría. En este artículo encontrarán algunos tips para salir del garage.

Luis Burnes, de la consultora Buriell Food, recomienda como primer paso tener claro el plan de negocio. “El cervecero tiene mucho conocimiento de su proceso en sí, pero por sobre todo es importante tener claro el plan de negocio para tener un proyecto sobre bases sólidas. Estando eso, necesita información respecto a cómo montar una planta. Invertir mucho tiempo en encontrar la información, aprender, y armar un buen plan. Eso va a hacer que las posibilidades de éxito se eleven de manera significativa”.

De acuerdo con el especialista, conocer el Código Alimentario es fundamental para planificar una planta en conformidad con los aspectos legales. “Lo primero que necesita es información sobre el Código Alimentario. Es lo que rige las normativas generales para montar cualquier negocio en el ámbito de alimentos y bebidas. Y en segunda instancia, tener en claro los requisitos del municipio donde va a querer montar su planta”.

No todos los municipios son iguales al momento de realizar los trámites de habilitación necesarios para tener la planta en regla. Si bien la regulación es la misma, en la práctica los tiempos y procedimientos suelen variar de uno a otro, siendo en algunos de ellos algo más ágiles a la hora de cumplimentar los requisitos. Informarse sobre el proceso de habilitación de cada municipio puede ser una ventaja antes de determinar la localización de la fábrica.

Otro aspecto a considerar desde el punto de vista territorial es el acceso a infraestructura. Burnes señala que es preciso “analizar si la zona donde se va a plantar la fábrica se nutre de los servicios necesarios. Especialmente en la actualidad, cuando las redes eléctricas no son sólidas muchas veces, o el gas no llega a todos lados. Es necesario tener en cuenta todos los servicios y el vecindario donde va a emplazarse la planta. No es solamente alquilar o comprar un galpón por precio. El lugar que se elige debe cumplir con ciertas pautas mínimas para que la fábrica tenga proyección. Si se instala en un predio donde el agua no es la adecuada, o no hay potencial de crecimiento en cuanto a la red eléctrica, va a haber un problema en el futuro inmediato”.

LEA TAMBIÉN  ¿Qué son los IBU de una cerveza?

Errores a evitar

Capacitación. Burnes considera que, en el sector cervecero, muchas veces “falta de información en conceptos mínimos. La cerveza es un producto bastante noble, y más rica o menos termina saliendo igual. Pero lo que se ve es mucha falta de conocimientos mínimos en cuanto a procesos e ingredientes. Poder formarse y tomar capacitación en ese aspecto va a hacer que tenga productos de buena calidad. Uno de los errores más comunes es no formarse bien”.

Equipos. El especialista también apunta que “en equipamiento, observo que no hay buen diseño de equipos en nuestro país. Quiero ser cauto con esto, pero observo poco diseño sanitario de equipos, comparado con los que vienen de afuera, tanto China como Estados Unidos. Creo que tenemos el deber de formar a nuestros proveedores para que acompañen al cervecero en este crecimiento”.

RNE y RNPA

El RNE es el Registro Nacional de Establecimiento (para la planta), que aplica a cervecerías o cualquier producto alimenticio. Y el RNPA, Registro Nacional de Producto Alimenticio, asociado al RNE que lo produce. Obteniendo el RNE también se puede obtener el registro de importador y exportador de producto. Eso lo otorga, en el caso de la provincia de Buenos Aires, el Ministerio de Salud.