El Parque de la Cervecería, inaugurado en 1920 en el centro de la ciudad de Quilmes (Triunvirato 700, esquina Otto Bemberg), reabrió nuevamente sus puertas en diciembre luego de permanecer cerrado dos años.

Esta es la primera etapa del proyecto completo del Parque Cervecero, anunciado en agosto de este año, y culminará con la reapertura del Bar, que será finalizando el verano. La remodelación contempla una inversión de 11 millones de pesos y además de los espacios para beber contempla un museo y una tienda de merchandising, donde se podrán conseguir posavasos con motivos vintage, chops, etiquetas históricas y otros elementos típicos de Quilmes.

“Estamos felices de poder dar esta noticia de fin de año para todos los quilmeños. Sabemos la expectativa que había en la comunidad, el Parque es un lugar lleno de historia y un clásico de Quilmes. Ahora seguimos trabajando fuerte para poder reabrir las puertas del Bar. Quilmes es una cerveza de raíz popular, con una historia de 127 años en Argentina y sobre todo, en la ciudad de Quilmes. Sentimos un gran orgullo por volver a ocupar este lugar en la comunidad. El Parque Cervecero es un ícono de la marca”, expresó Eugenio Raffo, director de marca Quilmes.

LEA TAMBIÉN  Louta se suma como jurado a #Budsummer

El Jardín está rodeado de naturaleza y allí los visitantes puede disfrutar de las distintas variedades de la marca: Quilmes Clásica, Bock, Stout y Lieber. Además el Maestro Cervecero Luis Dimotta preparó una variedad de estación especialmente para el Parque: Red Lager. La propuesta gastronómica se completa con platos clásicos argentinos: choripán, lomito, bondiola y hamburguesa; papas fritas; rabas; una buena picada y el regreso de la salchicha con chucrut.

El Parque de la Cervecería está abierto de lunes a viernes desde las 18 hasta las 1 horas. Sábados y domingos desde las 12 hasta las 2 horas.